A RITMO DE CONGA: Aroldis Chapman CERRÓ por Yankees y van 2 salvados

Por Robiel Vega/@robielcuba87

Después de dos salidas no tan favorables, Aroldis Chapman se reencontró con su calidad habitual y de uno, dos y tres retiró el noveno innings ante los Tigres de Detroit y selló con broche de oro la victoria de los Yankees con pizarra de 4×2.

Tres lanzamientos le bastaron al «Misil» para dominar por la vía del ponche a Robbie Grossman, los dos primeros, par de rectas, una a 93 y otra a 95, para luego cerrar con una splitter a 89.5 que lo sacó de paso.

Otros tres fueron los que utilizo ante Austin Meadows, un rectazo de humo a 97.5, una slider a 85.5 en la zona de adentro y otro rápida, pero a 96.6 en la esquina de afuera, que impactó de línea hacia la pradera central que fue capturada por Aaron Hicks.

Te puede interesar: CONTRA LA PARED: Yuli SACÓ RÁPIDO los brazos y sumó 4to DOBLETE

Su última víctima fue Jonathan Schoop, con el que también empleó trío de envíos para el plato, el último de ellos, otra veloz recta a 97.2 millas, sirvió para retirarlo en cómoda rolata a segunda base, con la que el partido tuvo su punto final.

Para el holguinero fue su sexta salida de la temporada, en las que ha lanzado 4.1 entradas, con siete ponches y cuatro boletos, su PCL es aún imaculado, tampoco le han conectado el primer imparable y su WHIP anda por 0.92.

Llama la atención que los cuatro boletos los otorgó en sus dos salidas anteriores, tres de ellos en una sola salida a la grama y en las que enfrentando a cinco bateadores, sólo pudo sacar un out.

Te puede interesar: NO CREYÓ EN Clayton Kershaw: Guillermo Heredia JONRONEÓ y acabó racha

Para Aroldis fue el juego salvado número 308 de su carrera en un total de 346 oportunidades de rescate, para un astronómico 89 por ciento de efectividad. 

En un total de 630 juegos lanzados, acumula 608 entradas, en las que ha ponchado a 1009 rivales, con un PCL de 2.34, WHIP de 1.05 y apenas le batean para .162.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba