Por José Alejandro Rodríguez Zas

Cuando apenas le restan 12 partidos de la etapa regular, los Twins se ubican en tercer lugar de su apartado, a 9.5 juegos de los Cleveland Guardians (82-67), líderes de la división y a la misma distancia de los Tampa Bay Rays y Seattle Mariners por un puesto de comodines en el joven circuito.

En la parte alta del cuarto episodio, con el juego 1×0 para Kansas City, Correa conectó un roletazo lento por tercera base, sobre un lanzamiento en recta a 94 mph del abridor de los Royals, el derecho Jonathan Heasley. La bola salió del bate del boricua apenas a 62.8 mph y avanzó a muy poca velocidad en dirección a la antesala.

El defensor de los Royals, Nate Eaton, vino hacia delante a toda carrera en busca del roletazo, aceptó la bola y tiró en movimiento a la inicial, pero el lanzamiento fue desviado, aunque tampoco tenía mucho tiempo ante las veloces piernas de Correa, que llegó quieto a primera base con su único imparable del partido, justo el día en que cumplió 28 años.

El puertorriqueño se fue de 4-1 con par de ponches y dejó su promedio ofensivo en .288 (482-139), con 21 dobles, un triple y 21 jonrones como extrabases, 60 carreras impulsadas y 66 anotadas, además de una línea ofensiva de .366/.467/.833 (OBP/SLG/OPS).

Este fue el quinto partido con hit de forma consecutiva que acumula Correa, lapso en el cual tiene promedio de .500 exactamente, producto de 10 imparables en 20 veces al bate, con un doble, dos remolques y una anotada… aunque los Twins llevan cuatro reveses al hilo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba