Por Robiel Vega

Los locales tuvieron que remontar una desventaja de 9×6 en la novena entrada, en la que Yasmany también participó al recibir boleto abriendo entrada y luego anotar la séptima de su equipo en el choque.

Las tablas se mantuvieron por tres entradas más, hasta que en el inning 13, con hombres en primera y segunda, el capitalino castigó el primer envío de Carlos Morales, un rompimiento en zona alta a 79 MPH que Tomás puso en órbita por todo el jardín central, para dejar tendidos en la grama a unos Algodoneros que vendieron cara la derrota.

Un total de 21 lanzadores fueron utilizados, 10 por los ganadores y 11 por los perdedores; la victoria fue para José Quesada, que trabajó las últimas dos entradas por los Mochis y la derrota, por supuesto, para Morales.

Yasmany estuvo desbordado al bate, conectando cuatro hits en seis turnos, dos de ellos extrabases, doble y jonrón, empujó tres y anotó dos y fue, sin dudas, el héroe del encuentro.

Tras este partido, Tomás dejó sus frecuencias en .333/.365/.471/.836 (AVE/OBP/SLG/OPS), llegó a cuatro bambinazos, siete dobles, 27 empujadas, 15 anotadas, ocho boletos y 33 ponches en 34 juegos jugados.

El ex jugador de los Diamondbacks se ubica quinto en average de bateo de la liga y, segundo en empujadas, igualado con el también cubano Yadir Drake.

Los Mochis se estrenaron con victoria en la segunda vuelta del torneo, luego de dejar balance de 19-16 en la primera ronda y ocupar la cuarta plaza, por lo que se ubican, en la tabla de puntos quintos, con 14 unidades.

En el choque, por el bando perdedor, el también cubano Erisbel Arruebarruena se fue de 6-1 con dos anotadas, alineando como antesalista y tercer bate.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba