Por Gian Franco Gil

Quien siguió la carrera de Yulieski Gurriel en las Series Nacionales del Béisbol Cubano y en el conjunto de las cuatro letras (Cuba), conoce que el antillano se desarrolló, principalmente, a la defensa, en la antesla y la segunda almohadilla. Cuando llegó a Estados Unidos, con poco más de 30 años, la dirección de los Astros de Houston decidió moverlo hacia la inicial, aunque sus primeras aspiraciones las hizo en la «esquina caliente».

Desde que debutó en el primer cojín, Gurriel demostró herramientas propias de un jugador que pasó la mayor parte de su carrera recibiendo los lanzamientos de sus compañeros en el cuadro para poner out a los rivales. De esa forma, Yulieski se consagró en esa posición, con demostraciones diarias de su talento, ejemplo de ello fue la jugada que facturó en la noche del 18 de mayo frente a los Medias Rojas de Boston, en un choque celebrado en el «Fenway Park».

Una combinación de lujo concluyeron el novato Jeremy Peña y el experimentado hijo del estelar Lourdes Gurriel. Peña, torpedero de los Astros Houston, evitó un indiscutible al centro del terreno de J.D. Martínez, alcanzando una bola que pasó rápidamente sobre la segunda almohadilla y que amenazaba con internarse en lo corto del jardín central.

También te puede interesar: A +100 MPH: Grandal conectó HR y ROMPIÓ 2 rachas negativas

El campo corto apresuró su desplazamiento, estiró su guante y con el mismo impulso que llevaba lanzó hacia la primera base. Producto de una posición incómoda, su disparo no fue certero. En su auxilio apareció Yulieski Gurriel, quien leyó raudo la trayectoria de la esférica y logró levantar la bola, luego de que chocara en la tierra, justo antes de entrar en su guante.

La jugada se volvió más compleja por lo alejada que quedó la pelota del cojín. El «Piña Power» tuvo que excederse al máximo, dejar la punta de su botín derecho sobre la base, mientras con su pierna izquiera realizaba un asalto al frente. Aún así, por lo desviado del tiro, el cubano estuvo cerca de comprometer su contacto con la almohadilla. El árbitro decretó el out, pero los locales reclamaron y apelaron a la cámara lenta.

Finalmente, la repetición favoreció al cubano, que se mantuvo hasta atrapar y asegurar la pelota con el spike sobre la almohadilla. De esa forma, se completó el tercer out de la parte baja del séptimo episodio, de un partido que terminó con victoria de 5×1 favorable a los Medias Rojas de Boston.

Yulieski alineó como quinto hombre y visitó oficialmente el rectángulo de bateo en tres oportunidades, en las que recibió par de ponches y su promedio ofensivo descendió a .242.

3 comentarios en “COMO si hubiera sido 1ra base toda la vida: Gurriel sacó out a JD Martinez”

  1. Nada fuera de lo normal. Lo que sucede es que la conducta de los jugadores no son innatas, surgen y se desarran ahí en el entorno de juego, lo cual significa que no se carga con estas en el bolso.
    Todo lo que este jugador haga en un terreno de béisbol no es más que la expresión sistemática del entrenamiento.
    Saludos

    1. Exacto, eso mismo pensé yo. Buena jugada, pero nada que no se haga a ese nivel todos los días. A ver si nos esforzamos un poquito más a la hora de escribir que por ahí hay tela por dónde cortar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba