Por Álex Fernández Fernández

Al término del último juego del equipo Cuba en el Mundial Sub-23 celebrado a finales de 2021 en México, Loidel Chapellí Jr. no dudó en enfilarse rumbo a la MLB, y tras firmar con el equipo del sur de Chicago cuenta en exclusiva para Swing Completo su paso por Quisqueya.

“Mis impresiones al entrar en la Liga fueron grandes. Acá es el verdadero nivel profesional. Desde que vas al meeting nadie te dice lo que tienes que hacer. Aumenta la responsabilidad”, expresó el peloteroa a este redactor.

Para el jugador nacido a finales de 2001, y quien resultó valorado en el Mundial de la categoría Sub-15 años como el MVP de aquel torneo, han sido varios los cambios obligatorios.

“Todo lo que hagas aquí es por ti mismo, y es eso lo que hace al béisbol un deporte tan espectacular, por todo lo que cada cual tiene que hacer en el terreno”.

Sobre la asignación al torneo de verano en Dominicana expresó no tener apuros, el Novato del Año en la Serie Nacional de Béisbol de 2020.

i“Me ha ido bastante bien gracias a Dios. Ha sido una buena temporada en la Summer League esta en Dominicana

«He tenido que cambiar varias cositas, por ejemplo, la forma de batear . Los brazos he tenido que cambiar algo el movimiento en la técnica. Antes yo por ejemplo, bateaba con los brazos bien arriba. Me dijeron que los bajara un poco.

«La forma del swing tuve que variarla. En el caso de casi todos los cubanos, terminamos el swing para el lado y no, tienes que terminarlo pa’lante y para arriba para que no se de tango rolling. Y todo eso me ha aportado para llegar en mejores condiciones”.

Loidel Chapelli Jr. tuvo la mayor parte de su etapa en categorías inferiores defendiendo la primera base. Al llegar al equipo Camagüey tuvo que buscar alternativas pues encontró a Leonel Segura (salió de Cuba y se alista en México) en esa posición.

Su traslado a los jardines hicieron que tuviese que ponerse al día a la defensa con nuevas metodologías, sin embargo los de las Medias Blancas le quieren como infielder.

“A la defensa me siento ya muy bien. Los primeros días en la segunda base estaba un tanto incómodo. Pero ya no. Desde que vine la constante es coger muchos rollings.

“Para eso tengo excelentes entrenadores, quienes me han ayudado mucho a la hora de atraparlos. Tengo ahora que aflojar las manos, el desplazamiento hacia los lados es otro factor, entre otros detalles técnicos. Tanto me siento mejor que ya tengo más confianza.»

Pero su más fiel preparador ha sido su padre. Uno de los mejores bateadores de la historia de los equipos de Camagüey, Loidel Chapellí.

Promedio de 328 en Series Nacionales, y el principal bateador de tubeyes en este certamen élite de los equipos de esa región. Un hombre que además estuvo en el partido en La Habana entre el equipo Cuba y los Orioles de Baltimore en 1999.

i“Mi padre ha sido clave desde que estaba en México. El cogió rápido cómo fluye el béisbol profesional y así me ha exigido en los entrenamientos. Y eso me lo llevé a Dominicana.

«En cuanto al bateo, él ha sido mi máximo entrenador. Cuando uno está acá necesita modernizarse. Y fue excelente la preparación en México con nuevas herramientas que me dio”.

Las Medias Blancas, que tuvieron en 2020 a un cubano como la cara de la franquicia con el Premio MVP de la Americana, José Pito Abreu, prioriza a los jóvenes nacidos en la mayor de las Antillas.

«Les estoy agradecido. Ya hablé con Yolbert Sánchez que fue el primero en felicitarme. El hijo de Norge Luis Vera también habló mucho conmigo. Me dicen que pelee que pronto vendrán los resultados.»

A pesar de que muchos cuestionan la estatura de Loidel Chapellí Jr., la mayoría de los especialistas consideran que “nació para batear”, un don que de momento en la Summer League le ha dejado un línea de .356/ 8 cuadrangulares/ .29 RBI y un OPS 1.221.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba