Exlanzador de Artemisa e Industriales cruzó frontera y DEJÓ CLAROS sus objetivos inmediatos

Por Yasel Porto

Varios peloteros en activo han sido parte del creciente grupo de cubanos que han emigrado por Centroamérica en busca de la frontera entre México y Estados Unidos recientemente. Algunos han logrado asentarse ya en territorio estadounidense mientras otros todavía se encuentran en centros de detención en ciudades fronterizas.

Uno de los que ya se encuentra junto a parte de sus familiares es el joven lanzador Orlando Martínez González, disponible para comenzar su trayectoria como pelotero profesional en su nuevo lugar de residencia.

Según una nota que reflejaron nuestros colegas de Cubalite, Martínez llegó a Estados Unidos el pasado 3 de febrero para reunirse con su padre, quien hace varios años reside en la nación norteña.

Orlando participó en tres Series Nacionales y estuvo a un paso de hacer el grado con los Cazadores dentro de la actual temporada del béisbol cubano.

Te puede interesar: Industriales es más historia que realidad. Jugadores respondieron si hay problemas internos

Su incursión más reciente se produjo en la 60ma. versión de los clásicos cubanos vistiendo el uniforme de los azules. Por cierto, que su única presentación fue contra el equipo con el que participó en las dos primeras contiendas, los Cazadores. Refiere Cubalite que fue llamado a última hora cuando se produjo el contagio masivo en la tropa de Guillermo Carmona. Igual fue muy efímero su desempeño, con un boleto y un imparable en su contra.

Para tener derecho a vestir el uniforme de los doce veces campeones nacionales estuvo en un inicio con Arroyo Naranjo, dentro de la lid provincial en la que los dirigidos por Rudy Reyes se alzaron con el título capitalino.

Orlando es natural de la zona del Mariel, la tierra de destacados lanzadores que brillaron durante varios años en el béisbol cubano como Jonder Martínez y Miguel Alfredo González.

Laboró con los Cazadores en las ediciones 57 y 58, y según se dice tuvo los méritos para hacer el grado en su retorno a su territorio original. Sin embargo, la dirección artemiseña optó por otras figuras para confirmar su cuerpo monticular paa la actual justa beisbolera.

Te puede interesar: EN MENOS DE UNA SEMANA: FIRMÓ promesa del béisbol cubano con agente de Miami

Al momento de su partida había dejado una corta actuación de por vida con apenas 11 juegos lanzados que siempre fueron en el rol de relevista. Además, tiró un total de 14.2 innings, con 14 hits, seis ponches y cuatro transferencias.

“Muchas cosas en la vida no son fáciles, esos días fueron difíciles, pero soy del criterio de que lo que uno se proponga lo puede lograr. Han valido la pena todas las dificultades enfrentadas para poder venir acá. Por ahora estoy trabajando, enfocado en salir adelante para independizarme. La pelota es lo único que hice en Cuba y es lo único que sé hacer; no descarto la posibilidad de volver a jugarla de manera organizada, pero, por el momento, estoy centrado en trabajar. Ya veremos luego qué pasa”, dijo al destacado espacio digital el derecho de 23 años, radicado en Tampa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba