Por Reynaldo Cruz

Los Tigres de Ciego de Ávila tomaron desquite de los Huracanes de Mayabeque y les recetaron una contundente derrota, con excelente trabajo de Dachel Duquesne y feroz ofensiva encabezada por Alfredo Fadraga, quien fletó cuatro anotaciones. Raúl González, Osvaldo Vázquez y Yudiel González sacaron la pelota del parque para dejar abultado marcador de 9-2.

Los avileños marcaron primero cuando Raúl González le sacó la pelota del parque al abridor Yulián Quintana en el mismo inning de apertura. Luego de un acto sin complicaciones, volvió a meterse en líos al abrir el tercero con boleto a Michel Arteaga, y tras dos outs (Arteaga avanzaría a segunda por rolata) transfirió a Raúl González de forma intencional. Luego de cañonazo empujador de Osvaldo Vázquez que llevó a Raúl a tercera, boleó de manera consecutiva a Alfredo Fadraga y Yudiel González, este último con la casa llena, que decretaría la explosión del abridor mayabequense. Adrián Sosa contendría la hemorragia momentáneamente.

En el quinto, los visitantes volverían a marcar por jonrón de Vázquez, y en el sexto Yudiel haría lo mismo. Sosa se complicó y fue sustituido por Assiel Reyes, quien dejó a dos en circulación. No obstante, en la entrada siguiente el descontrol volvió a pasar factura a los locales, y Reyes abrió transfiriendo a Raúl y a Vázquez, por lo que fue a las duchas, en favor de Mario Batista, quien solamente enfrentaría a Fadraga, autor de un doble que trajo a los dos corredores. Alyasner Álvarez pondría fin a la revuelta.

Raymel Pérez entró a tratar de contener a los feroces Tigres en el octavo, pero luego de un out, Liosvany Pérez y Abdel Civil pegaron sencillos. Tras dominar a Raúl González, Pérez perdió la batalla de la paciencia con Vázquez y lo mandó a la inicial con boleto, lo que también marcó su pasaje de ida a los camerinos. José Norbelis Betancourt quedó a cargo de enfrentar a Fadraga, pero éste volvió a hacer daño al pegar sencillo que empujó dos. Las bases se llenarían por un error, pero Betancourt terminaría retirando a Rubén Valdés.

Duquesne había trabajado de manera hermética, con seis episodios, tres imparables, cuatro boletos y cinco tazas amargas de café (GSc: 67). Vladimir García lanzó el séptimo, y con el marcador holgado permitió la única escaramuza que pudieron armar los locales en el octavo. Dennis Laza le abrió la entrada con cuadrangular al izquierdo, y Yasniel González le siguió con sencillo. El emergente Luis Fernández pegó doble que llevó a tercera al corredor sustituto Johan Colomina. Javier Carabeo sería retirado, y Colomina anotaría por rolata de Lázaro Martínez.

Tras este triunfo, los avileños lograron nivelar la serie y van para el Estadio José Ramón Cepero con la ventaja de ser locales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba