Por Robiel Vega/ @robielcuba87

A pesar de que los representantes cubanos tuvieron el bate caliente en la casa de los Tomateros, los Charros no pudieron evitar caer 7×3 luego de que en la misma primera entrada los locales fabricaran un poderoso rally de siete carreras, que dejó definido el choque desde los primeros compases.

Los de la ciudad de Jalisco llegaban con cómoda ventaja de dos juegos por cero, pero los actuales bicampeones aprovecharon su condición de local para recortar ventaja, apoyados en una ofensiva oportuna de ocho indiscutibles y un picheo que sólo permitió cinco imparables, tres de ellos salidos de los maderos de los cubanos.

Jesús Fabela inició el partido recibiendo boleto por el abridor Brennan Bernardino. Luego Ramiro Peña pegó cañonazo al jardín izquierdo y Sebastián Elizalde, remolcó la primera con otro sencillo, esta vez al jardín central. Acto seguido, Joey Meneses empujó la segunda con otro hit al central. José Juan Aguilar tiró desviado a la antesala, lo que permitió que entrara la cuarta y decisiva del rally.

Los Charros trataron de nadar contra corriente, pero poco pudieron hacer ante el excelente trabajo de Manny Barreda, en muy buena forma durante seis entradas, permitiendo sólo dos imparables, uno de ellos jonrón solitario de José Manuel Rodríguez; esa sería la única anotación que le harían en el choque.

Las dos últimas cayeron en la alta de la octava, por cuadrangular de Félix Pérez contra el relevista Alejandro Chávez, quien despertó del letargo ofensivo al que estuvo sometido durante los dos primeros choques, en los que se fue de 7-0. La tanda la abrió Dariel Álvarez con infield hit por segunda base y luego, en conteo de dos bolas y un strike, castigó un rompimiento en la zona baja que golfeó con fuerza para mandarla más allá de la cerca por toda la banda derecha.

Para Félix Pérez fue su segundo jonrón de la temporada y llegó a nueve remolques en 16 partidos, su línea ofensiva anda por .217/.299/.333/.632 (AVE/OBP/SLG/OPS).

Por otra parte, el agramontino Dariel Álvarez sigue encendido en esta final y ya ha pegado de hit en los tres partidos iniciales de esta gran final (5-2/4-1/3-2) para excelente promedio de 417, con un jonrón, par de remolques e igual número de anotadas. En 16 partidos de postemporada, al igual que su compañero Félix Pérez, suma dos bambinazos y nueve traídas para el plato, dejando una línea ofensiva de .313/ .319/ .433/ .752.

Recuerde que éste y todos los resúmenes que envuelvan jugadores cubanos los encuentra dando clic aquí.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba