Se operó de “Tommy John” talentoso lanzador de Industriales

October 2, 2021
Herrera debutó en la campaña 2016-17 y en la más reciente finalizó con balance de 2-3 en 17 partidos de los cuales inició ocho además de un PCL bastante elevado de 5.95. De por vida presenta marca de 8-6 en 59 apariciones como abridor y relevista indistintamente

Por SwingCompleto/ contacto@swingcompleto.com

Desde hace años varios jugadores, la inmensa mayoría de ellos lanzadores, se han acogido al proceso quirúrgico “Tommy John” dentro de Cuba. El caso más reciente comenzó ya su etapa de recuperación con el objetivo de incorporarse a tiempo a Industriales para la próxima Serie Nacional.

Se trata del talentoso monticulista Frank Ernesto Herrera, quien se convirtió en el primer lanzador de los Leones que se acogió a esta variante médica que permite sustituir los ligamentos dañados de la mano de lanzar. Dentro de la selección capitalina de manera general había sido el antesalista Jorge Luis Barcelán el primero en someterse a este proceso hace ya algunos años.

“Gracias al equipo médico y de enfermería del Hospital Ortopédico Frank País García encabezado por el Dr. Liván Peña Marrero por la exitosa cirugía Tommy John que se me realizó el día de ayer. Regresaremos más fuertes. Gracias a mi familia y amigos también”, fueron las palabras de Herrera en su perfil oficial de Facebook.

Aunque en Cuba se comenzó a practicar esta cirugía mucho tiempo después a Estados Unidos, han sido varios los peloteros que han vuelto al béisbol sin que su rendimiento haya decaído considerablemente. Ejemplos como el jardinero Frederich Cepeda, el propio Barcelán y el lanzador santiaguero Alberto Bicet sobresalen en tal sentido, aunque otros no han podido regresar a su mejor nivel competitivo como ha pasado con los serpentineros José Ramón Rodríguez (Camagüey), Yander Guevara (Ciego de Ávila) y Yoel Suárez (Matanzas). No quiere decir con esto que en estos casos la causa haya sido un mal trabajo médico, pero en ocasiones todo depende de la evolución de cada quien y la manera en que lleve su preparación para retornar a la competencia.

El Dr. Peña ha tenido el liderazgo fundamental en el cuerpo médico que se ha dedicado a este tipo de tratamientos, además de haber contribuido con otros deportistas para lesiones y procesos diferentes al relacionado con la “Tommy John”.

El nombre de este mecanismo médico se debe precisamente al primer jugador de béisbol, el exlanzador de los Yanquis de Nueva York y otros equipos de Grandes Ligas, quien a su regreso de la operación consiguió mantenerse por varios años y establecerse como uno de los miembros del selecto club de las 200 victorias.

Volviendo a Herrera, el inicio postergado de la edición 61 de la temporada cubana de béisbol pudiera favorecerle a él y a su equipo Industriales, teniendo en cuenta que pese a sus resultados inestables cuenta con las herramientas para mejorar todavía más y contribuir con el deficitario pitcheo de la escuadra que dirige Guillermo Carmona, la cual tiene como principal baja a su cerrador Andy Rodríguez después de decidir quedarse en los Estados Unidos al término del Preolímpico efectuado en Florida.

Herrera debutó en la campaña 2016-17 y en la más reciente finalizó con balance de 2-3 en 17 partidos de los cuales inició ocho además de un PCL bastante elevado de 5.95. De por vida presenta marca de 8-6 en 59 apariciones como abridor y relevista indistintamente.

4 comentarios en “Se operó de “Tommy John” talentoso lanzador de Industriales”

  1. Dr. C. Liván Peña Marrero

    Primero quiero agradecer a Swing completo por su reportaje sobre la cirugía realizada al lanzador de Industriales Frank Ernesto Herrera.

    Quiero aprovechar para aclarar que cuando se practica la cirugía Tommy Jhon, el atleta debe estar fuera de competencia entre 12 y 18 meses, es el período de recuperación establecido internacionalmente (Protocolo de ELattrache NS). Este atleta por tanto estará como mínimo un año sin participar en competencia aunque a partir de los 4 meses se incorpora progresivamente a los entrenamientos.

    Aprovecho para ofrecer a los amantes del beisbol algunos datos sobre los resultados de esta cirugía. Estados Unidos fue el primer país donde se hizo y es el que acumula por mucho la mayor experiencia.

    Investigaciones hechas en ese país con atletas de la MLB, demuestran que el 85% de los operados regresó a su nivel competitivo previo. O sea el que jugaba en las grandes, regresó a las grandes y así.  Eso no significa que lo hayan hecho con el mismo rendimiento. Los estudios demuestran que menos del 20% de los operados logra rendimientos similares o superiores a los que tenían en su mejor momento deportivo.

    En una reunión de la Academia Estadounidense de Cirujanos Ortopédicos, Christopher Ahmad, el médico jefe del equipo de los Yankees de Nueva York, presentó un análisis de todos los lanzadores de Grandes Ligas que se habían sometido a la cirugía antes de 2011: comenzando con Tommy John en 1974. Mostraron una disminución en efectividad, bases por bolas y hits por entrada, el porcentaje de rectas lanzadas y la velocidad de la recta de la mayoría de los lanzadores operados. Estos resultados fueron apoyados por otras investigaciones como la del Hospital Henry Ford de Detroit, que encontró que la mayoría de los lanzadores de Grandes Ligas no recuperan su nivel de rendimiento después de la cirugía.

    Entre un 13 y un 30% de los operados necesita una reintervención pocos años después para poder continuar jugando.

    Hay estudios que plantean que más del 80% mejora sus estadísticas después de la cirugía pero lo hacen comparando los resultados con los alcanzados por el lanzador el año antes de la intervención donde por supuesto el rendimiento era muy bajo pues estaba en el peor momento de su padecimiento. En otras palabras, si un lanzador se lesiona y sigue lanzando, entonces sus estadísticas podrían disminuir en comparación con su habilidad cuando está sano. Luego, cuando se recuperó de la cirugía, incluso si no había vuelto a su 100 por ciento original, aún podría estar mejor que el año anterior a la cirugía.

    En nuestro país los resultados no difieren de los reportados en Estados Unidos, a pesar de las dificultades de recursos que afrontamos. El 87% de los operados con Tommy Jhon regresaron a jugar a la Serie Nacional y hasta hoy no hemos tenido que reintervenir a ningún atleta. El objetivo de la cirugía es rescatar al atleta, solucionar su lesión para que no se pierda su carrera deportiva. El rendimiento que pueda lograr, además de la calidad de la cirugía depende de muchos factores que actúan sobre el atleta dentro y fuera del terreno y que modifican para bien o para mal el estado físico y mental del deportista, aspectos fundamentales en la recuperación.

    Hay una minoría que logra resultados superiores a los alcanzados previo a la lesión, Tommy Jhon fue uno de ellos, pero esta es la excepción,  no la regla, no es casual que sea esta la única técnica quirúrgica en nuestra especialidad que lleva el nombre del atleta y no del médico que la inventó.

    Seguiremos trabajando por la salud de nuestros deportistas.

    Dr. C. Liván Peña Marrero
    CCOI «Frank País»

  2. Dr. C. Liván Peña Marrero

    En el caso de José Ramón Rodriguez solo lleva una campaña después de la intervención de Tommy Jhon y con una preparación previa cargada de dificultades por la covid. Yander Guevara tampoco tiene mucho tiempo después de la intervención. Estos atletas muchas veces necesitan tiempo y algunas temporadas para recuperarse físicamente y adquirir confianza para alcanzar rendimientos superiores. Cualquier deportista que está un año fuera del deporte ,incluso estando sano, necesita tiempo para coger el buen ritmo. Lo más importante es que estos atletas (incluido Yoel Suárez) , después de la cirugía, jamás han vuelto a sentir dolor en sus codos, ese dolor que un día los hizo ver muy cerca el fin de sus carreras y que hoy los deja diafrutar de lo que saben hacer y a nosotros disfrutar de lo que ellos hacen.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba