Frank Madan: «Me dejaron fuera de la preselección preolímpica y …»

December 31, 2020
Madan ha sido líder de su staff, justo en el año en el que considera que ha logrado estabilizar su rendimiento.

Por Darien Medina 

En la pasada campaña Frank Madan dio señales de su salto de calidad, igualaba su mayor cantidad de victorias para una temporada regular con ocho y establecía su mejor marca en cuanto a promedio de carreras limpias con 2.65. Estos fueron algunos de los números que superaba a los de campañas anteriores, parecía ser ese clásico “antes y después” que muchos atletas establecen en su carrera. 

No fue un simple espejismo o una temporada casual, Madan ha regresado y no solo para superarse a sí mismo, si no que lo ha hecho por encima de todos los lanzadores de la actual campaña, el camagüeyano se ha establecido como la principal figura del picheo en la Serie Nacional y si necesitaba confirmarlo, lo hizo propinando el 4to no hit no run de la actual campaña, un detalle dentro de lo que va siendo un año excepcional. 

Sobre la actual temporada, su ausencia en el equipo nacional que debió participar en el torneo preolímpico de Arizona y otros temas, SwingCompleto pudo conversar con Frank Madan

Madan comenzó en el béisbol con 11 años, no sería como lanzador, lo hizo en los jardines y como cuarto bate en la categoría 11-12, en una de las competencias en las que participó en la Zona Oriental llegó a convertirse en líder en cuadrangulares. «Luego entré a la EIDE donde transité los seis años sin grandes resultados», asegura. 

Su llegada a la Serie Nacional la hace en la temporada 2009-2010, durante 12 campañas ha formado parte de varias generaciones de jugadores camagüeyanos que muchas veces se quedaron a deber, Madan tiene su criterio.  

«Siempre he dicho que cada uno en su época, esta generación tiene mucho talento como otras que han pasado, me parece que sería injusto si dijera que una tiene más calidad que otra, pero esta ha tenido más resultados y no se le puede quitar ese mérito por ningún motivo». 

Tras varias temporadas ausente, Camagüey regresó a la postemporada de la pelota cubana, llegando a discutir el título nacional, un salto de calidad en cuanto a resultados. «Uno a veces no se percata del cambio, pero en realidad este equipo juega mejor que años anteriores, no sabría decir que ha incidido en el resultado, pero en el terreno si se nota la diferencia», refiere el lanzador.

En esa mejoría mucho tuvo que ver el nombre de Frank Madan, fue el primer aviso de lo que estaba por venir. «El año pasado fue muy bueno, fui tercero de los lanzadores, hice mi primer equipo Cuba, fue una temporada muy productiva, en la que también me dejaron fuera de la preselección del preolímpico, por lo que me propuse mejorar los números del año pasado, lo he logrado con algunos, en otros no, pero creo que de manera general superan los de la campaña anterior». 

Quedar fuera del torneo preolímpico para Madan, lejos de convertirse en una decepción fue un impulso para proponerse nuevas metas. «Me propuse estar entre los mejores lanzadores este año de nuevo, en cuanto a la preparación trabajé bastante con la fuerza y en particular las pesas me han hecho mucho bien». 

El paso arrollador del serpentinero no ha estado de la mano de la actuación de su equipo, que tras una campaña en la que fue claro dominador en toda la etapa regular en esta ha quedado un poco más distante en cuanto a la estabilidad. 

«La afición quería que este año repitiésemos lo mismo que el pasado, ser los primeros de punta a cabo, eso no es fácil conseguirlo, tenemos las bajas de seis lanzadores de puntería que nos ayudaron hace un año, eso influye mucho, esta temporada ha sido muy parecida a la anterior, la diferencia está en los lanzadores que nos faltan». 

Ante las ausencias, Madan ha sido líder de su staff, justo en el año en el que considera que ha logrado estabilizar su rendimiento, el mismo que para bien de su equipo necesita mantener. 

Una demostración de su excelente año fue el juego de no hit no run en siete entradas propinado hace unos días a Villa Clara, un encuentro con características muy particulares para los lanzadores y que se vive de una forma peculiar.   

«Los compañeros no te dicen nada por una cuestión de superstición, no pensé en el no hit no run, solo quería ganar y así fue saliendo el resultado hasta que terminó el juego, ya cuando faltaban tres outs para que se acabara ya pensé en lo que estaba consiguiendo». 

Aún en la lucha por la clasificación, Camagüey sigue siendo un equipo contendiente a la discusión del título ¿podrá conseguirlo? «Tenemos que mejorar varios aspectos, pero si podríamos discutir el campeonato». Sobre la experiencia dejada por los playoffs el pasado año comentó. «Son como el resumen de toda la temporada, nada de lo que hiciste vale si no estás bien en esa instancia, esa fue la experiencia que me dejó». 

En su primera participación dentro de la selección nacional en el Premier 12 Madan contó con muy poca participación, las expectativas para una próxima oportunidad son mucho mayores. «Sabía que no tendría mucha participación en ese torneo, creo que este año me den la oportunidad de estar en la preselección nacional y ganarme el puesto dentro del equipo y ya luego hacer lo que haga falta, estoy listo para lo que sea». 

La llegada de esta oportunidad puede parecer cuestión de tiempo, mientras tanto Madan lo sigue teniendo claro. «Voy a dar lo mejor de mí en esta campaña, por esos aficionados que son quienes merecen nuestro sacrificio, lucharé por Camagüey y luego si me toca por el equipo Cuba», concluyó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba