Por Jesús Pérez Vichot (Chuchi)

El 19 de agosto del año 1951 se dio un hecho trascendental en Las Mayores. Eddie Gaedel (usando el uniforme con el número 1/8) aparecía en el cajón de bateo por primera y única vez en su carrera en MLB. Pero lo más llamativo es que este jugador tenía cuarenta y tres pulgadas de estatura (109,22 m o 3 pies y 7 pulgadas) y 60 libras de peso corporal. Aquella aparición en el Home Plate finalizó con un boleto que otorgó el lanzador zurdo Bob Cain (realizó 4 envíos por encima de la cabeza de Gaudel). Al llegar a la inicial Gaedel, fue sustituido por un corredor (Jim Delsing).

La idea de Bill Veeck (propietario que pertenece al Salón de la Fama) de sacar a batear al «enano» era legal en ese momento, pero luego se prohibió. Edward Carl Gaedel solamente salió como emergente (por el primer bateador Frank Saucier) en aquel segundo juego de una doble cartelera por los St. Louis Browns. Veeck una vez más se robaba el protagonismo en el béisbol.

El famoso propietario había ganado banderines en la Liga Americana, fichó a Larry Doby, llevó a Satchel Paige a los Indians como novato cuando este contaba con 42 años de edad, pero aquella maniobra de utilizar a Gaedel aún está en el recuerdo de muchos aficionados. Aquel histórico día se celebraba el 50 aniversario de la Liga Americana y el principal patrocinador del club, Falstaff Beer.

Entonces Veeck en secreto le comentó al agente de reservas Marty Caine que buscara un enano que fuera atlético y que estuviera dispuesto a hacer cualquier cosa (el elegido fue Gaedel). Su intención era motivar a la multitud que se había dado cita para ver los dos juegos entre los Browns y los Detroit Tigers (18,000 fanáticos).

Quizás se estén preguntando cómo fue posible que Gaudel usara el número 1/8. Pues les cuento que un reportero de la época le preguntó al pequeño jugador por qué llevaba estos números impresos junto a su nombre en el uniforme y el mismo le respondió (encogiendo los hombros) que de seguro había sido un error de imprenta.

Gaedel falleció el 18 de junio de 1961 a los 36 años de edad. Fue hallado muerto después de un incidente de ebriedad en una bolera. Había quedado en mal estado, sangrando y con varias heridas internas. Por cierto, Bob Cain, el lanzador que también fue protagonista de aquel suceso, manejó 300 millas para asistir al funeral de Gaedel.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba