Por Marcos Conde

El béisbol es sin dudas uno de los deportes de mayor complejidad dentro de tantos que se practican a nivel mundial y a pesar de que han pasado más de 100 años desde que se comenzó a jugar de manera organizada cada desafío es capaz de atesorar una nueva jugada que sorprenda a todos.

Esto fue lo que ocurrió el pasado miércoles 17 de agosto en el encuentro en que se enfrentaron los Toledo Mud Hens, equipo de Triple A de los Detroit Tigers, ante los Colombus Clippers, sucursal de la misma categoría de los Cleveland Guardians.

El raro suceso se dio cuando bateaban los Clippers y vino a consumir turno el tercero en la alineación, Ernie Clement, quien ante lanzamiento rival conectó la pelota y salió directamente del madero hacia la tierra justo enfrente del home y ahí quedó enterrada sin siquiera botar una vez.

La atípica jugada dejó a todos dentro del campo y a los fanáticos, que no sabían que estaba pasando, atónitos, pero el árbitro principal del juego decretó bola viva, respaldándose en el reglamento oficial del béisbol.

Esta acción sin precedentes rápidamente le dio la vuelta al mundo y se hizo viral a través de la magia de las redes sociales, dando la oportunidad a miles de aficionados por todo el mundo de disfrutarla y quedar sorprendidos por tan inédita jugada.

Varios factores se combinaron para que se diera el suceso, como la fuerza con la que salió desprendida la bola del bate para que literalmente se clavara en la tierra, pero uno de los más significativos y a los que se le atribuye en gran medida la responsabilidad fue al regado del terreno antes de iniciar el partido, que pareció ser excesivo en algunas zonas del campo y una de ellas precisamente fue en el home, donde quedó enterrada la pelota.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba