Por Jesús Pérez Vichot (Chuchi)

Fabricarle carreras a un lanzador de la talla de Gerrit Cole no es algo tan sencillo y si se trata de una noche como la que tuvo este lunes el derecho de los Yankees, pues ni hablar. Cole estaba lanzando un gran juego, pero una vez más la ofensiva no contribuyó e incluso con algo de buena suerte tampoco pudo salir airoso el conjunto neoyorquino ante los Rays en el Yankee Stadium.

Pero el campocorto del conjunto local Isiah Kiner-Falefa dio un salto felino en dirección a su mano enguantada y atrapó la esférica en lo que fue una gran jugada que culminó en una rápida doble matanza en la intermedia. De esta forma, con un espectacular fildeo sobre una potente línea y retirando a dos cubanos (Arozarena y Díaz) de un golpe, finalizaba el inning y el juego permanecía cero a cero.

Los Rays a pesar de la mala fortuna, terminaron ganando el encuentro 4 x 0. Randy, que abrió de tercero en el lineup, se fue en el choque de 4-0. Mientras que Yandy bateó de 5-2 con dos carreras remolcadas. Arozarena en los últimos siete desafíos promedia .222, aunque la suerte no le ha acompañado del todo, pues ha sido víctima de varios outs pegándole con fuerza a la pelota. Tal y como le sucedió en este juego.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba