Jorge Soler hará ajustes para esta campaña: «más jonrones y menos ponches»

Después de seis temporadas en la Gran Carpa, “El Duro” acumula 86 jonrones con 249 carreras impulsadas en mil 591 comparecencias oficiales y se ha tomado 494 ponches

Después de seis temporadas en la Gran Carpa, “El Duro” acumula 86 jonrones con 249 carreras impulsadas en mil 591 comparecencias oficiales y se ha tomado 494 ponches
Después de seis temporadas en la Gran Carpa, “El Duro” acumula 86 jonrones con 249 carreras impulsadas en mil 591 comparecencias oficiales y se ha tomado 494 ponches. (Web Screen Shot)

Por Boris Luis Cabrera

   En la pasada temporada de las Grandes Ligas Jorge Soler grabó su nombre en los voluminosos libros de récords al sacar 48 pelotas más allá de los límites de los terrenos y remolcar 117 carreras para el plato, convirtiéndose así en el primer pelotero en toda la historia de los Kansas City Royals en desaparecer esa cantidad de esféricas en una campaña.

   “El Duro”, como también se le conoce por aquellos circuitos, nacido en la Habana hace ya 28 años, se convirtió además en el primer cubano que logra esa cantidad de bambinazos y entró así en un listado de privilegio con Rafael Palmeiro, Tany Pérez y José Canseco, como los únicos nacidos en esta tierra capaces de sobrepasar la marca de 40 vuelacercas en una temporada.

   Para esta atípica contienda de 2020 -que debe comenzar en la última semana del mes de julio- el también ganador de un anillo de Serie Mundial cuando formaba parte de la franquicia de los Cubs, se ha trazado nuevas metas, y es que todas las historias siempre tienen un punto oscuro.

   Además de encabezar la Liga Americana con su producción de estacazos de vuelta completa, el habanero estuvo en lo más alto del top de los ponches recibidos con un total de 178, más de uno por partido al estar presente en los 162 desafíos del calendario regular, hecho que lo ha llevado a salir en busca de algunos ajustes en su swing.

   «Mi propósito para este año es tratar de hacer lo que hice el año pasado», declaró a los medios esta semana. «Quiero bajar la cantidad de ponches y para eso tengo que pegarle más a la pelota», agregó.

   Sin dudas, desde que fue trasladado a los Reales, Soler ha madurado como bateador y si su sueño de “más jonrones y menos ponches” se logra, volverá a ser una pieza clave en las aspiraciones de su equipo para esta corta temporada de apenas 60 juegos.

   Los dueños de la franquicia lo saben bien y confían mucho en el antillano, evidenciado en el acuerdo que lograron con él de 7.3 millones para este año, con otros incentivos, antes que la pandemia del nuevo coronavirus impactara en este deporte y se retrasara el comienzo de esta con todos los cambios monetarios que esto implica.

   Mucho dependerá lo que pueda hacer este cubano en esta corta temporada para lograr un pacto multianual, algo que el gerente general del equipo, Dayton Moore, no ha descartado en sus declaraciones.

   Después de seis temporadas en la Gran Carpa, “El Duro” acumula 86 jonrones con 249 carreras impulsadas en mil 591 comparecencias oficiales y se ha tomado 494 ponches (uno cada 3.22 veces al bate), pero sin dudas estamos en presencia del nacimiento de una estrella. Esperemos por sus ajustes.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*