OTRA MÁS DE CANSECO: Llamó cobardes a miembros del Salón de la Fama y les lanzó un reto

Por Yasel Porto

Los escándalos y mensajes ofensivos del expelotero cubano José Canseco no dejan de estar presente. Es como si su lejanía de los terrenos de juego le causara la nostalgia o un resentimiento atroz que constantemente tiene que hacer o decir algo para mantenerse en el centro de atención.

Su cuenta personal de twitter es una de las más activas entre jugadores ya retirados del deporte de las bolas y los strikes. Y posiblemente no exista de la que emane más controversia y cualquier sentimiento antagónico a la ética, los principios y la profesionalidad. Caer en este último, por mucho que en algunas ocasiones lo que publica lleva su dosis de razón, sería renunciar a la esencia de quien llegó a ser por varios años una de las grandes estrellas del béisbol de Grandes Ligas.

El natural del poblado habanero de Regla la cogió esta vez con aquellos que forman parte del Salón de la Fama del béisbol de los Estados Unidos con sede en Cooperstown, especialmente aquellos que consumieron algún tipo de sustancia o medicamento que hoy se encuentra prohibido por el código antidopaje de la MLB.

Te puede interesar: EN PELIGRO uno de los récords más importantes de la pelota cubana

Lo único que faltó fue decir nombres, algo que viniendo de Canseco nadie duda que pueda suceder de nuevo en cualquier momento. Solo debemos recordar su primer libro “Juiced” en el que incriminó a varias figuras del béisbol sin discreción alguna.

El primer hombre en la historia de las Mayores en conectar 40 jonrones y robarse la misma cantidad de bases en una campaña (1988) dijo que todos los jugadores que están en el Salón de la Fama que consumieron esteroides deberían unirse para pedir la entrada de los que hoy están siendo excluidos por los votantes por esta razón del doping.

Hasta ahí todo parecería bastante justo como reclamo y honesto por parte de los que saben que su rendimiento no fue totalmente orgánico. Ya estando dentro es poco probable que se les retire su membresía eterna de este lugar. Sería algo inédito en la historia y traería un escándalo tan grande que reitero el porciento bien bajo de que algo así acontezca.

Pero la mente de Canseco siempre busca la manera de ponerle la pimienta suficiente para que la controversia llegue a los niveles más elevados. Decir que para llevar a cabo esa defensa por los que no están requiere de coraje, ciertamente es una manera menos directa de decirle cobardes a varios de sus colegas del pasado que hoy conforman el selecto grupo de “inmortales”.

Repito que yo estoy de acuerdo con la primera parte del mensaje transmitido por el MVP de la temporada de 1988 y campeón de la Serie Mundial de 1989, pero lo segundo sobraba en realidad.

Si me piden mi opinión no creo que haya quien hizo algo indebido en el pasado que se digne a reconocerlo y que lidere un movimiento de respaldo a hombres como Barry Bonds, Roger Clemens, Sammy Sosa o Mark McGwire. La única forma en que estos entrarán a Cooperstown será cuando se cree un Comité Especial de la Era de los Esteroides y entonces los miembros del mismo miren con ojos totalmente distintos a los que miran hoy este tema.

Y no dudo que eso suceda, teniendo en cuenta que mientras llegaron más votantes nuevos el crecimiento en los porcientos de estos y otros jugadores tuvieron un crecimiento. Pero para eso habrá que esperar unos cuantos años todavía. Quizá para ese entonces yo pueda emitir mi voto y decidir qué hacer en tal sentido.

1 comentario en “OTRA MÁS DE CANSECO: Llamó cobardes a miembros del Salón de la Fama y les lanzó un reto”

  1. ¡Hay hipocresía de sobra! Los verdaderos culpables no dan la cara y traicionan, una vez más, a aquellos que usaron para llenarse los bolsillos. Miraban hacia el otro lado porque les convenía. Hasta que las muertes a causa del dopaje les obligó»a tomar cartas en el asunto». Si no hubiera sucedido así nada de esto hubiese sucedido y aquí paz y en el cielo gloria. Si el dopaje fuera definitivo tendríamos muchísimos más Records.¿Por qué no es así? El talento señor, el talento. Otro caso más donde la»justicia»es fuente de injusticia. Como diría la gran Candita: Sociedad, hum… Suciedad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba