A PALO LIMPIO: José Miguel Fernández tiene MÉRITOS de SOBRA para renovar en Corea

Por Juan Páez

Al momento de buscar bateadores en la Organización Coreana de Béisbol (KBO, sus siglas en inglés), es difícil encontrar a un toletero más consistente que José Miguel Fernández. Sin embargo, cuando la temporada 2022 de la pelota coreana empieza a lucir cerca, el cubano aún no asegura su contrato con el Doosan Bears. Sin ser oficial su pacto para la campaña entrante, el excelso bateador tiene méritos de sobra para renovar.

Hay que empezar por lo hecho por Fernández en la temporada pasada. En 141 juegos, bateó para .315 de promedio, dio 170 hits, 24 dobles, 15 jonrones, impulsó 81 carreras, anotó 73 veces, tomó 65 boletos y se ponchó apenas en 35 ocasiones en 617 apariciones al plato. Su OPS cerró en .834. Sus 170 imparables fueron la sexta marca más alta de la liga en 2021.

Pero para entender lo grande que ha sido José Miguel en la KBO, hay que tomar en cuenta sus tres torneos hasta ahora. En 429 juegos de ronda regular desde su debut, el isleño tiene 566 hits, 87 dobles, 51 vuelacercas, 274 carreras producidas, 264 anotadas, con apenas 131 ponches y promedios de .333/.402/.475. Eso es producción del más alto nivel.

Aunque no todo se detiene allí para Fernández, pues su historial es mucho más brillante que lo conseguido en 2021. En 2019, su primer año en la justa coreana, fue líder en imparables conectados, con 197. Tal hito lo repitió en 2020, con 199. De hecho, en sus dos primeros torneos, tuvo un porcentaje de embasado superior a los .400 puntos, cifras de élite en cualquier nivel del béisbol.

Todo esto cobra mayor mérito cuando advertimos que lo ha hecho formando parte del que quizás ha sido el equipo más dominante de la KBO en las últimas temporadas.

Pese a todos estos méritos, a una durabilidad a prueba de balas y a una consistencia brillante, aún el Doosan Bears no llega a un acuerdo con Fernández. La buena noticia es que, de acuerdo con el Yonhap News, el equipo esta “cerca” de llegar a un acuerdo con el toletero cubano para asegurar su presencia por cuarta campaña corrida en Corea.

Luego de renovar el contrato de Ariel Miranda y de sumar al también lanzador Robert Stock, el Doosan se mantiene como el único equipo que aún no completa su cuota de tres jugadores importados, aunque es casi seguro que ese tercer foráneo sea Fernández.

La próxima temporada de la KBO comenzará este 2 de abril, en el que será el 40 aniversario del torneo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba