Por Jesús Pérez Vichot (Chuchi)

El estelar lanzador zurdo de Boston Red Sox, Chris Sale, apareció la temporada pasada luego de someterse a una cirugía Tommy John. Por lo que se pudo ver, el espigado pitcher retornó a la lomita casi en óptimas condiciones, por lo que su intervención es catalogada como todo un éxito.

Por lo general, el primer año después de haberse sometido a dicha cirugía no debe ser el mejor indicador para saber en qué condiciones quedará el lanzador, pero Sale es una de las excepciones. Aunque no pudo ganar en siete de sus nueve aperturas en la fase final de la pasada contienda, sí se le pudo ver con buena velocidad en su bola rápida, superando en ocasiones las 98 mph. Incluso llegó a ponchar a ocho rivales en su regreso ante los Orioles y en sus cinco primeras presentaciones trabajó para una efectividad de 2.57.

Boston se siente optimista con lo que puede hacer Sale este año y no es para menos, necesitan que su as del pitcheo desde 2017 vuelva a ser la bujía del staff de lanzadores. En ocasiones a Sale se le vio desconcentrado, su slider no era efectiva como de costumbre y su bola rápida tampoco era tan agresiva por momentos, esto le costó que bateadores inferiores le conectaran sendos cuadrangulares en momentos importantes del juego.

Cuando Boston llegó a los playoffs, Sale parecía estar agotado. Se ejercitó en sus dos primeras aperturas antes de recuperarse en lo que resultó ser el final del equipo en Fenway en el Juego 5 de la Serie de Campeonato de la Liga Americana contra los Astros.

Sale estaba en desventaja 1-0 al llegar al sexto capítulo antes de que una base por bolas, un error y un doble del MVP de la serie, el cubano Yordan Álvarez, determinaran la derrota por 9-1.

«Tuve que dejar todo ahí afuera», dijo Sale inmediatamente después. «Me dije a mí mismo al entrar en este juego que tenía un trabajo que hacer, obviamente no lo hice, pero lo dejé todo en ese montículo esta noche, eso es seguro».

Desde el día en que Sale ingresó a las Grandes Ligas, nadie ha cuestionado su entrega y valentía desde el box, y eso no va a cambiar ahora, un par de meses antes de cumplir 33 años. Lo que es justo preguntarse es qué podrían esperar los Red Sox de él en su primera temporada completa de regreso de la cirugía Tommy John, porque si la historia sirve de indicación, es cuando los lanzadores con antecedentes similares dan el salto de regreso al Juego de Estrellas, o más.

Te puede interesar: Conozca a qué equipo quisiera representar Curt Schilling en el Salón de la Fama si fuera admitido

Así lo demuestra la historia, recordemos que Tommy John lideró Las Mayores en porcentaje de victorias en 1974 antes de lesionarse el codo. Volvió a tener marca de 10-10 con los Dodgers en 1976 antes de ganar 20 juegos por primera vez en 1977 y terminar segundo en la carrera del Cy Young de la Liga Nacional. Eso inició una racha de tres temporadas de 20 victorias en cuatro años y sus cuatro resultados entre los 10 primeros por el premio Cy Young. Todo esto John lo logró cuando contaba con más de 30 años de edad e incluso llegó a estar activo hasta lo 46.

Si tenemos en cuenta la actuación de Sale en 2021, es muy probable que pueda liderar la rotación e incluso competir por el premio Cy Young. No sería el único, pues Chris Carpenter, nativo de New Hampshire, ya había regresado de una cirugía de labrum para ganar un Cy Young con los Cardinals a principios de la década de 2000 después de pasar por el quirófano para una Tommy John a los 32 años en 2007. Regresó un año después para hacer cuatro apariciones sólidas antes de explotar en 2009 con una de sus mejores temporadas, con marca de 17-4 y efectividad de 2.24 y terminando segundo en la carrera por el Cy Young de la Liga Nacional detrás de Tim Lincecum. Siguió ganando 16 juegos y haciendo su último equipo All-Star, a los 36 años, en 2010.

Tim Hudson es otro ejemplo, una cirugía Tommy John lo dejó de lado a los 32 años en 2008 y, al igual que Sale, regresó al final de la temporada siguiente, con marca de 2-1 y efectividad de 3.61 en siete aperturas. Luego regresó con fuerza en 2010, con marca de 17-9 y efectividad de 2.83 y participando en su primer Juego de Estrellas desde 2004. Ganó 16 juegos en cada uno de los siguientes dos años en Atlanta antes de hacer su último equipo All-Star con los Giants en 2014 a los 38 años y ganar su primera Serie Mundial.

Pero los fanáticos de los Red Sox ya saben lo que es confiar en un lanzador con cirugía Tommy John, con el bulldog John Lackey en la Serie Mundial de 2013, aunque él es la excepción que cumplió en el primer año después de pasar por el quirófano. Lackey estuvo fuera toda la temporada de 2012, ganó 10 juegos en 2013 antes de terminar con marca 3-1. con una efectividad de 2.77 en los playoffs, incluida una victoria decisiva en la Serie Mundial. Lanzó con una efectividad de 3.58 durante los siguientes cuatro años y ganó otra Serie Mundial con los Cubs antes de retirarse en 2017.

Otros lanzadores talentosos nunca llegaron a ser los mismos de antes, desde el ganador del premio Cy Young de los Azulejos, Pat Hentgen, hasta el All-Star de los Mellizos, Eric Milton, y el nipón Daisuke Matsuzaka, pero a diferencia de Sale, ninguno de ellos entregó ni siquiera una temporada parcialmente prometedora para brindar esperanza en su segundo año después de la cirugía.

Por lo que pude ver de Sale en el 2021 y sus números (marca de 5-1, efectividad de 3.16 y más de un ponche por inning lanzado), no me sorprendería que vuelva a estar en los planos estelares, sería de mucho agrado no solo para Boston, sino para todos los amantes del béisbol. Porque ver lanzar a Sale es algo que se debe apreciar, no todos los días podemos darnos el lujo de poder disfrutar de un talento como el que exhibe «The Condor» en cada una de sus salidas al diamante.

1 comentario en “Lanzador zurdo de los MEJORES DEL SIGLO podría regresar con todo en 2022”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba