Por Robiel Vega

Con un contrato próximo a vencerse, Despaigne quedará, por segundo año consecutivo libre para el mercado y su intención es, sin lugar a dudas, quedarse un año más en Fukuoka y para lograrlo, está destrozando pelotas sin piedad durante el último mes de competencia.

El nacido en Contramaestre, llegó a 14 bambinazos en la campaña cuando en la alta de la sexta, con el choque 3×1, las bases limpias y conteo de un strike sin bolas, cazó una recta a 88 millas lanzada por el abridor Wakui y la mandó de línea más allá de la cerca del jardín izquierdo del Rakuten Seimei Park Miyagi, de Sendai, ante más de más de 18 mil espectadores, decretando la salida del box del serpentinero de las Águilas de Rakuten.

Alfredo Despaigne cerró el último mes de temporada a toda máquina y despachó siete bambinazos en septiembre dejando su línea ofensiva en .274/.345/.455/.800 (AVE/OBP/SLG/OPS) al conectar par de hits en cuatro turnos durante todo el juego, ponchándose en una oportunidad.

Cabe destacar que desde su llegada a Japón, sólo en 2020 no pudo alcanzar los dobles dígitos en cuanto a jonrones, aunque ese año solo vio acción en 25 desafíos producto de una lesión y despachó la nada despreciable cifra de seis para la calle.

El «Caballo de los Caballos» llegó, además, a los 184 bambinazos en la NPB, complementados con 545 empujadas y 410 anotadas. Todos estos números logrados en nueve temporadas, 856 partidos y 3421 comparecencias al bate.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba