LA JUGADA DEL AÑO: Jefe de arbitraje cubano reconoció DECISIÓN EQUIVOCADA

Por Gian Franco Gil

En la Final del Béisbol Cubano no faltó la polémica. Una jugada en el home plate puso en «3 y 2» al árbitro principal del séptimo choque entre Matanzas y Granma, Omar Peralta. Con las bases llenas, el veterano Carlos Benítez bateó rodado por la zona del campo corto y Erisbel Arruebarrena lanzó hacia el plato, para ocasionar la acción de la discordia.

El juez no dudó en entender sus brazos y decretar el quieto de Yosbany Milán, que se gastó la carrera más rápida desde la antesala hacia la registradora. Fue ,entonces, cuando comenzaron los criteros divididos. Los parciales de Granma, mayoría aplastante en el Mártires de Barbados apoyaron rápidamente la primera decisión. Mientras, los Cocodrilos, junto a su director, Armando Ferrer, tenían esperanza de que la cámara lenta hiciera justicia y evitara la tercera anotación.

Ferrer apeló al video. En el Latinoamericano el cuerpo de arbitraje recibió la solicitud y comenzó a trabajar. Varios minutos de deliberación. La jugada, en realidad no parecía tan complicada, al menos cuando se observaba con detenimiento, pero el último juego de la contienda merecía una revisión exhaustiva y la demora hasta cierto punto era justificada.

Llegó la llamada. Los segundos que demoró el umpire en brindar el veredicto final se hicieron eternos para los presentes en el establo de los Alazanes. Para sorpresa, principalmente de los televidentes, se mantuvo la decisión inicial, se ratificó el quieto y el juego continuó con aparente tranquilidad, porque el video «nunca falla».

Inmediatamente las redes explotaron.

Aficionados y colegas de la prensa no lograban entender la situación. Quizás fue una de las jugadas más fácil de decidir después de toda una temporada. El out era evidente, la bola llegó con tiempo y el receptor cumplió con su función, pisar el pentágono para completar el out.

Ante los ojos de este escritor, Granma no mereció anotar, pero mi opinión es tan poco trascendental como la de los cientos de fanáticos que se lanzaron a los perfiles de Facebook, Twitter o Instagram para denunciar el evidente error. El criterio que perdurará es el de Luis César Valdes, una voz autorizada cuando de arbitraje se trata, mucho más este año que le tocó supervisar las actuaciones de sus compañeros

«Después de un largo camino y días incansables, reconozco públicamente la equivocación del «replay» en la jugada de home. Seguiremos trabajando y luchando para que cosas como estas no sucedan. Sabemos que es bien duro, pero no imposible, seguiremos trabajando y ayudando al artibraje», explicó Cesar Valdés en su perfil de Facebook.

Con esas declaraciones, el otrora árbitro de las Series Nacionales puso fin al debate y dejó al descubierto frente a la opinión pública el gran desacierto del grupo arbitral. Aunque, en las líneas que continuaron en su publicación intentó proteger el prestigio de sus subordinados.

«Nunca nos conformaremos con lo logrado. Tenemos que seguir unidos y entre todos llegar a dar lo mejor de cada uno de nosotros. Felicito de corazón a todos los árbitros de Cuba y estamos seguros que lo podemos hacer mejor», concluyó su mensaje a los colegas que participaron en la jornada y a los que están por debutar en el torneo doméstico.

Si bien Matanzas no logró anotar carreras, dominados por los envíos de Leandro Martinez y luego César García, la acción en el plato fue determinante en el transcurso del partido. Me atrevería a decir que un cero en ese episodio le hubiese cambiado «la cara» a los matanceros. Incluso, no es lo mismo intentar un revertir una diferencia de dos carreras que de cuatro.

Una persona se puede equivocar. En tiempo real es muy difícil tomar una decisión acertada sobre las acciones. Muchas veces la intuición, la colocación y la experiencia son las que definen. Así sucede en el terreno frente a miles de espectadores en el partido más importante del torneo.

Pero un grupo arbitral, en un cuarto, con todo el tiempo para decidir, con la tecnología necesaria no puede fallar. No en una jugada tan sencilla. El video llegó para eliminar las injusticias, para eliminar los problemas por las decisiones arbitrales, para hacer del juego un espectáculo sin manchas. Entonces, un árbitro no puede ser el Jugador más Valioso, para ello están los verdaderos protagonistas, los jugadores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio