Mejor cubano por equipo: Cachorros, José Cardenal

Cardenal tuvo tremenda historia con los Cachorros. En cinco de sus seis temporadas, apareció en al menos 136 juegos y disparó, como mínimo, 150 imparables.

Cardenal tuvo tremenda historia con los Cachorros. En cinco de sus seis temporadas, apareció en al menos 136 juegos y disparó, como mínimo, 150 imparables.
Cardenal tuvo tremenda historia con los Cachorros. En cinco de sus seis temporadas, apareció en al menos 136 juegos y disparó, como mínimo, 150 imparables. (Web Screen Shot)

Por Juan Páez

En SwingCompleto, iremos recordando y evaluando a los mejores cubanos que han pasado por cada equipo de las Grandes Ligas. Puede ver la serie de trabajos realizados, club por club, haciendo clic aquí.


Entre la multitud de cubanos que vistió el uniforme de los Chicago Cubs, hay uno que sobresalió debido en parte a la buena cantidad de años que pasó en el norte de la ciudad de los vientos. Fue José Cardenal. El jardinero se estableció con los oseznos durante la década de 1970 como uno de los jugadores clave del conjunto de la Liga Nacional. Por eso, por encima de figuras como Aroldis Chapman y Rafael Palmeiro, es el antillano más valioso en la historia de los Cachorros.

Cardenal, cuya última zafra en las Mayores fue en 1980 entre los Mets de Nueva York y los Reales de Kansas City, tuvo tremenda historia con los Cubs. En cinco de sus seis temporadas, apareció en al menos 136 juegos y disparó, como mínimo, 150 imparables. En total, disputó 821 compromisos, dio 864 hits, 159 dobles, 16 triples y 61 jonrones. Terminó con 343 carreras impulsadas y 433 anotadas, además de 129 bases robadas en 189 intentos.

Algo impresionante en lo que fue la pasantía del nacido en Matanzas por los Cachorros fue su capacidad para evitar ponches. De hecho, al final de su experiencia con Chicago, tuvo la misma cantidad de bases por bolas que de abanicados (306). En ninguna de sus campañas se ponchó 70 veces pese a tomar al menos 560 apariciones al plato en cinco de los seis años. Su calidad como bateador lo llevó a finalizar con una línea de .296/.363/.424 en Chicago.

Entre todos los antillanos que han tenido el Wrigley Field como casa, Cardenal lidera en duelos, apariciones al plato, turnos legales con el madero, indiscutibles, dobletes, triples, estacazos de vuelta completa, fabricadas y recorridos al diamante.

De hecho, entre 1972 y 1977, el periodo de actividad del isleño con los oseznos, ningún miembro del equipo jugó más encuentros que él. Ninguno dio más incogibles, más dobles y solo Rick Monday (106) lo superó en vuelacercas. También comandó en rayitas producidas, aunque Monday sumó más anotadas (441). Este último, asimismo, lo alejó del primer lugar en bases por bolas (383).

Como dato curioso, Cardenal se convirtió en el primer (y hasta ahora único) cubano en conectar seis imparables en un juego de Grandes Ligas. Ocurrió el 2 de mayo de 1976, en una victoria ante los Gigantes de San Francisco. En ese choque, el patrullero se fue de 7-6, con cuatro sencillos, un doble y un cuadrangular, junto con cuatro remolcadas y una anotada. En aquel momento fue el cuarto jugador de los Cachorros en lograrlo, aunque a esa lista se sumó posteriormente Sammy Sosa, en 1993.

Estadísticas de José Cardenal de por vida con los Cachorros de Chicago:

AñoEqJABRH2B3BHRRBISBCSBBSOBAOBPSLG
1972CHC14353396155246177025145558.291.356.454
1973CHC1455228015833211681975862.303.375.437
1974CHC1435427515935313722395667.293.359.441
1975CHC1545748518230296834127750.317.397.423
1976CHC1365216415625284723143239.299.339.401
1977CHC1002263354121318542830.239.324.341
Total:8212918433864159166134312960306306.296.363.424
[types field=’cc’][/types]

 

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*