Por Antonio Palma Enseñat

Aun cuando no carburado ofensivamente lo que de él se espera los aficionados de los Frailes esperan ver su despertar en este tramo final de temporada y los playoff, justo cuando más lo necesita el equipo, en plena batalla por el último boleto comodín ante con Milwaukee Brewers.

Este viernes Soto enfrentó a un estelar que, aunque está lejos de su mejor forma sigue siendo un lanzador difícil, el zurdo Madison Bumgarner de Arizona Diamondbacks.

En los primeros turnos lo dominó fácilmente, pero en el tercero llegó el desquite con corredores en las esquinas y un out en la pizarra. Soto se mostró ansioso ante picheos fuera de zona, aunque emparejó la cuenta en 3-2; fue entonces que Bumgarner intentó marcar con una mansa recta de 90mph a la altura de las letras.

El resultado un lineazo por encima de la cabeza del camarero Ketel Marte que se internó rápidamente en el rightfield. Austin Nola anotó y los Padres ampliaron ventaja en la pizarra.

En resumen, Soto se fue de 5-2 con un doblete y tres impulsadas, dejando su promedio de bateo en .236. Además, el dominicano llegó a 110 imparables en la temporada de MLB 2022, que va siendo la menos productiva de su carrera hasta el momento.

Sin embargo ya acumula 595 hits de por vida en la Gran Carpa, a solo cinco de la marca redonda de 600. Cuando logre arribar a dicha cifra, Soto se convertirá en el dominicano número 88 en hacerlo en la historia de las Grandes Ligas.

Además, con el batazo llegó a 54 impulsadas y su promedio se mantuvo en un magro .234 AVE.

La temporada 2022 ha sido particularmente difícil para Juan Soto que no había tenido buenos números en los primeros cuatro meses, levantó en julio y agosto, pero en los que va se septiembre su bate se ha vuelto a enfriar no se ha visto en su mejor forma pues solo ha conectado cinco hits en 42 oportunidades para un promedio de .119, bien distante de su calidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba