Por Migue Guerra

Una de las hazañas más difíciles de lograr para un lanzador es concretar un juego perfecto o un juego de cero hits y cero carreras. Se tienen que conjugar muchos factores para que esto ocurra, además de un rendimiento excepcional del lanzador, juegan un papel importante la defensa del equipo y hasta una pizca de suerte puede ser fundamental.

Este evento es muy recordado por los fanáticos porque finalizó en un desencuentro entre los equipos y en especial entre Odrisamer Despaigne y David Castillo, este último recibió un golpe por parte del lanzador azul a la altura del pecho, que demostró la frustración del capitalino en ese momento por no concretar la anhelada hazaña.

«Pero es que con David no pasó nada. David era mi amigo desde las categorías inferiores, siempre compartimos, David era uno de los peloteros que también fue al Panamericano Juvenil conmigo en México».

«Yo conocía hasta su familia, a su papá, nos llevábamos bien, simplemente en un momento del juego caliente, yo estaba lanzando un juegazo ese día en el noveno inning con un out».

«Recuerdo perfectamente porque yo lo había ponchado esa noche tres veces, tres ponches exactamente, pero que pasa yo dije: “lo he ponchado tres veces con slider, voy a tirarle recta para ver si lo sorprendo ahora”, lo tenía en dos strikes también pero me dio hit al jardín central».

«Luego él dobla para segunda base porque Carlos Tabares se enredó un poco con la pelota, en el siguiente picheo Quintana me da hit, anota la carrera y David va pasando por al lado mío en el momento que yo estaba haciendo la asistencia detrás del home y ahí es que yo tiro el guante y pasa».

«Son cosas que pasan, se acabó el juego y yo dije: “mala mía, me equivoqué”. En ese momento él estaba un poco molesto todavía, pero después de eso seguimos teniendo una buena relación porque él era un gran pelotero y una gran persona». 

«La familia de él estaba ahí ese día, y él me dijo: “no, tranquilo, yo sé que son cosas que pasan, después vemos eso”, pero no hubo problema nunca».

«Pinar del Río era uno de los equipos que mejor yo le pichaba en la Serie Nacional. Pinar del Río y Santiago eran los equipos que mejor yo les lanzaba en Cuba, difícil se me hacía un poco Granma y Holguín».

En este tipo de situación siempre quedan resentimientos, pero para fortuna de toda la fanaticada en este caso el suceso no pasó a mayores y quedó simplemente como un momento de enojo y frustración en el partido entre dos grandes equipos del béisbol cubano.

Nos encantaría conocer su opinión acerca de las palabras de Odrisamer Despaigne, puedes escribir en la caja de comentarios.

11 comentarios en “«PELEA con David Castillo», CONFESÓ la VERDAD Odrisamer Despaigne”

  1. Realmente lo que declara Odrisamel es la pura realidad los dos mi hijo David Alejandro y el siempre han sido buenos Amigos desde niños y las dos familias nos conocemos ese mismo día hable con el Estelar lanzador y al otro día por obra de la casualidad en el Túnel del Latino nos encontramos los tres y ellos se abrazaron ellos aman la pelota y a todos nos satisface que ambos entregaron en el Diamante la Pasión y el Amor así como el Respeto a la Afición ellos son 2 Grandes de CUBA

  2. Esa es su opinion pero luego del juego apedrearon la guagua de Pinar del Rio y hasta se corto el carga bates. Obvio yo le voy a Pinar pero ser profesional no es solo ganar dinero por eso. En la próxima subserie en Pinar Industriales ni se quedo en el Hotel.

    1. Esa noche los fanáticos de Industriales agredieron el ómnibus del equipo de Pinar y le rompieron varios cristales con piedras. Así que si paso a mayores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba