Dodgers vs Rockies: Lo que el viento se llevó

Por Jesús Alaín Fernández/@JesusLCA2017

“Un día raro, en todos los sentidos” fueron las primeras palabras de Julio Urías luego del encuentro dominical en que los Dodgers de Los Ángeles cayeron por marcador de 9×4 ante sus rivales de división Rockies de Colorado. 

El viento en Denver se convirtió en un protagonista del partido y por momentos robó pelotas a Chris Bryant y Chris Taylor, provocando anotaciones que en circunstancias normales no hubieran llegado nunca. Pero lo que es parejo no es ventaja. Y a eso también se refirió Urías: “El Spring Training recortado no es la causa de lo que ocurrió. Eso es parejo para todos los equipos, es parte de lo que tenemos que acostumbrarnos”.

Antes de que seguir adelante, ¡Julio Urías también es mi héroe! Lo que logró el mexicano en el 2021 fue, sobre casi todos los argumentos, sorprendente; y no por la calidad del de Culiacán, que es indudable, sino por haber sido subestimado sobre todo por la prensa “especializada”. 

Pero historia pasada no mueve molinos y ya hicimos borrón y cuenta nueva. 

Julio fue el abridor del tercer encuentro de la temporada para los Dodgers de Los Ángeles y estuvo en el box por dos entradas completas (no sacó out en la tercera), permitió seis imparables, seis anotaciones de las que tres fueron limpias, propinó dos boletos y no consiguió ningún chocolate. Las derrotas llegan y forma parte del juego. El análisis, como también reconoció el lanzador mexicano, tiene que ir hacia las interioridades del resultado.

Todos sus picheos se vieron como promedio dos millas por debajo de la velocidad acostumbrada. De los seis hits recibidos, cuatro fueron sobre picheos de rompimiento. Y no es una isla en medio del mar. En el encuentro de pretemporada ante los Angelinos se le vio con las mismas limitaciones. En aquella ocasión el porciento de strikes cantados y swines fallidos fue de 18, hoy de 23. El promedio de velocidad de la recta vino desde 91.6 hasta 91.4 mph y en el partido que cerró la visita a Denver la velocidad de salida promedio de las bolas puesta en juego fue de un astronómico 95.6 mph.

El resto de los lanzadores, Mitch White, Brusdar Graterol, Evan Phillips y Justin Bruihl, breves comentarios. 

Mitch volvió a probar que puede luchar por el quinto puesto en la rotación abridora, Brusdar aún sin llegar a sus acostumbradas y ya extrañadas 100 mph (lanzó rectas de 99 mph y sliders de 90 mph) dominante, Evan con buena velocidad y localización pero permitiendo un jonrón que alargó la ventaja rival y Bruihl con lanzamientos embrujados que se mantienen incluso lejos de las 90 mph pero que parecen ir dentro de una urna de cristal, intocables por los rivales. 

La ofensiva intentó el retorno pero se quedaron en cuatro anotaciones que no bastaron para la remontada. Con corredores en posición anotadora produjeron de 9-2 y se quedaron en las almohadillas siete hombres con carreras potenciales en sus piernas. Mookie Betts (5-1) dejó a su paso a cinco compañeros en circulación mientras que Freddie Freeman veía tres. Del primero al cuarto 12 hombres pudieron recibir un empujón y solo por el error de Chris Bryant ayudado por el viento los Dodgers anotaron tres de las carreras de la cuarta entrada. 

Fue otro encuentro en que los bateadores del primero al sexto (cinco hits y dos anotaciones) produjeron menos que del séptimo al noveno (cinco hits y dos anotaciones pero entre tres jugadores).

Individualidades ofensivas significativas

Desde lo negativo, Max Muncy tiene 12 turnos consecutivos sin producir, luego de su hit en la primera oportunidad del día inaugural. El cuarto bate y All Star del 2021 de los Dodgers ha tenido rachas similares en los últimos tres meses de temporada regular (agosto y septiembre del 21 y abril del 22). 

Desde lo positivo, Cody Bellinger se encontró con el hit. El bateador zurdo, ya lo comentamos anteriomente, parece estar ajustando su swing para lograr poner bolas en juego, como primer y necesario ajuste. 

De 18 ponches que recibió en 36 turnos durante la primavera, logró en el arranque de la temporada regular una seguidilla de 10 comparecencias consecutivas sin tomarse un chocolate. Para interpretar lo significativo que puede ser esta señal, entre el 2020, 2021 y lo que va de 2022 es tan sólo la cuarta ocasión en que logra una racha tal, mientras que solo en el 2019 lo hizo en siete ocasiones. ¿Se estará preparando Cody para regresar lentamente al modo MVP?

El premio a la estabilidad en el inicio se lo lleva Chris Taylor. Sus cuatro imparables en siete turnos lo convierten en la pieza que mejor engrasada está en el orden al bate de los de Chávez Ravine. 

Se fue la primera serie de la temporada 2022 en las Grandes Ligas. Los Dodgers de Los Ángeles pagaron caro su visita a Denver y solo pudieron sacar un partido del Coors Field. Desde el 2018 el equipo no tenía un arranque de temporada con balance de 1-2 pero incluso en aquella ocasión ganaron la División y luego el banderín de la Liga Nacional. 

Desde la producción ofensiva tampoco tenemos una actuación demasiado caótica. En el 2021 se conectó un solo jonrón (igual de impredecible, desde el bate de Zack McKinstry) en los primeros tres encuentros y el resultado terminó siendo de 106 victorias a lo largo de la temporada. 

La temporada es bien joven y aunque las sensaciones no han sido las esperadas, los Dodgers tienen tiempo para reponerse. Solo es necesario analizar por dentro el porqué de los resultados y esperar que el lineup mejor pagado de todas las Mayores empiece a producir dividendos. 

Les espera un viaje a Minnesota y entonces seguramente ya las aguas estarán tomando su nivel. 

 Del mundo de los Dodgers estaremos comentando. Le invitamos a seguirnos y leer todo lo que por acá se publica.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba