Por Jesús Pérez Vichot (Chuchi)

Peloteros dominicanos de calidad en las Grandes Ligas, es lo que sobra. Ahora mismo hay una constelación de estrellas brillando en la mejor liga de béisbol del mundo. Dignos herederos de los Pedro Guerrero, Julio Franco, Vladimir Guerrero, Manny Ramírez, David Ortiz, Juan Marichal o Pedro Martínez.

En las últimas campañas de MLB se han robado el protagonismo varios jugadores quisqueyanos. Aunque la ausencia por lesión este año del estelar SS-OF de los San Diego Padres, Fernando Tatis Jr., ha sido notable. Sin embargo, hay otros talentosos representantes de este país que están luciendo de maravillas.

Para escoger al Jugador Más Valioso (MVP por sus siglas en inglés) entre los dominicanos, la tarea es complicada. Pues jugadores de la talla de Rafael Devers (Boston Red Sox), José Ramírez (Cleveland Guardians), Vladimir Guerrero Jr. (Toronto Blue Jays), Juan Soto (Washington Nationals), Julio Rodríguez (Seattle Mariners), Sandy Alcántara (Miami Marlins), Framber Valdéz (Houston Astros) y Emmanuel Clase (Cleveland Guardians), están teniendo actuaciones muy destacadas.

Pero entre estas luminarias escogeré a los cuatro que desde mi punto de vista son los máximos merecedores de los primeros puestos. Todavía falta mucho camino por andar antes de que finalice la etapa regular. Esto quiere decir que al culminar esta todo puede haber cambiado. Pero ahora mismo nos referimos a lo actual, los que más están rindiendo ya sea desde el Home Plate o desde el box.

Estos cuatro jugadores participaron en el Juego de Estrellas celebrado el pasado mes de julio en el Dodger Stadium. Cualquiera de ellos e incluso el mismo Juan Soto u otro de los mencionados con anterioridad pudieran ser el MVP dominicano esta campaña. Pero ahora mismo me inclino por el lanzador diestro de los Marlins, que lo que está haciendo para su equipo es extraordinario. El día que le toca lanzar, apenas los relevistas tienen que hacer su trabajo, es una garantía para Don Mattingly y el resto del conjunto floridano contar con un pitcher de la talla de Alcántara.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba