A LA HORA BUENA: Randy Arozarena envió el choque a extra innings en el Tropicana Field

September 18, 2021
Con la conexión Randy llegó a 65 remolques en la temporada, cuarto novato que más impulsa en la Americana

Gian Franco Gil/ @Gian_Gil98

Los Rays de Tampa Bay no se detienen. En la noche del viernes, 17 de septiembre, cuando todo parecía decidido en el “Tropicana Field” apareció un fly de sacrificio de Randy Arozarena para igualar las acciones en el marcador. Una entrada después volvieron a la carga y, con un jonrón decisivo de Brett Phillips, dejaron al campo 7×4 a los Tigres de Detroit.

En ese juego hubo varios héroes, desde el bateador que conectó a la hora oportuna, hasta el serpentinero que impidió a los visitantes anotar en innings extras, con un corredor en posición anotadora sin outs. Uno de los turnos claves lo tuvo el pinareño, Arozarena, quien demostró que el béisbol no solo se gana con jonrones; es un juego de estrategias y las carreras también se fabrican.

El cubano conectó un lanzamiento incómodo. El derecho de los Tigres, Michael Fulmer disparó hacia la goma una slider a 93 mph en el difícil conteo de tres bolas y dos strikes. Arozarena, en ese instante, entendió la importancia de su contacto con “Doña Blanca”, para mantener con vida las aspiraciones de su franquica.

Randy encontró par de compañeros en circulación. En la inicial, su compatriota, Yandy Díaz, que acababa de acercar al equipo con un imparable al jardín central, bateando como emergente. A su vez, con el elevado a lo profundo del territorio que defiende Akil Balddoo, Brandon Lowe pisó el plato con la carrera del empate.

También te puede interesar: ESPECTACULAR: Randy Arozarena volvió a brillar en el jardín izquierdo con difícil conexión

Con la conexión, el jardinero de Tampa llegó a 65 remolques en la temporada, y se ratificó como el cuarto novato que más impulsa en la Liga Americana, en un reñido duelo con el también antillano, José Adolis García. Asimismo, lidera la Liga Americana entre los nobeles, en los siguientes departamentos. Carreras anotadas (87), hits (130), dobles (26), boletos (47) y promedio ofensivo (.270).

Por otra parte, sus 19 cuadrangulares significan la tercera mejor cifra para una temporada de un novato de los Rays de Tampa Bay. Los jugadores que más cuadrangulares lograron con esa condición fueron Evan Longoria (27) y Jonny Gomes (21).

Antes de iniciar el encuentro, acumulaba 112 visitas al rectángulo de bateo desde el 1ro de agosto. En esas oportunidades alcanzó 35 imparables, distribuidos en siete dobles, cinco batazos de vuelta completa y 16 carreras impulsadas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba