Por Swing Completo / contacto@swingcompleto.com

Entre retiros, bajas, lesiones y emigraciones de una u otra manera, la próxima Serie Nacional de béisbol cubano en su edición 61 se verá seriamente limitada en cuanto al potencial de jugadores que tomarán parte en la misma.

Provincias como La Habana, Cienfuegos, Santiago de Cuba, Sancti Spíritus o Camagüey se han visto bien afectadas, pero en ese listado no puede quedar fuera Villa Clara, equipo que a la par de su tradición tendrá un panorama bien difícil en el venidero certamen prevista a largar la partida el próximo 22 de enero.

A la baja confirmada desde septiembre de uno de sus ases del pitcheo Pablo Luis Guillén y otros que por disímiles motivos no vestirán el uniforme anaranjado también se suma uno de los jugadores más históricos con que contaban los Leopardos Azucareros.

Se trata de Yulexis La Rosa, uno de los receptores más virtuosos de la pelota cubana en este siglo sobre todo desde el aspecto defensivo.

Después de una larga carrera que se inició al más alto nivel de la Isla en la Serie 2000-01 (jugó 21 campañas) el oriundo de Quemado de Güines determinó cambiar los arreos a los 42 años de edad para pasar a su nueva función como entrenador. Así quedó confirmado tras el anuncio de la preselección dirigida por el legendario extopredero Pedro Jova.

Uno de los que lo confirmó fue el periodista local Dayron Pérez Urbano, noticia que sin dudas hace preocupar aún más a la fanaticada villaclareña. Es real que La Rosa ya no era el mismo de su etapa de esplendor por su edad y las lesiones, pero no pocos señalan que todavía podía contribuir por su experiencia y hasta nivel en la conducción del pitcheo de los centrales. 

Tal vez algunos cuestionen la afirmación que titula este artículo por el hecho de haber pasado más de la mitad de su carrera deportiva a la sombra del extraclase Ariel Pestano, pero siendo suplente de éste fue capaz de llegar más de una vez a la selección nacional. Y tras el retiro del mítico número 13 pudo demostrar su clase detrás del home por algún tiempo hasta que la salud empezó a golpearlo con fuerza.

Después de la era Pestano si no fue indiscutible todo el tiempo de la posición dentro del equipo Cuba se debió entre otras cosas al cambio de mentalidad a la hora de priorizar a un catcher más ofensivo, conjuntamente con los propios altibajos de La Rosa por estar afectado físicamente en varias ocasiones.

Ofensivamente nunca tuvo destaque. De hecho, el número 64 de Villa Clara dejó un acumulado de apenas 253 de average con apenas 43 vuelacercas y 366 carreras impulsadas. Nunca llegó a 5 jonrones en una temporada y solo cuatro veces promedió sobre 300.

Te puede interesar: ATENCIÓN: Béisbol cubano dio un gran paso para el profesionalismo interno

Tras el retiro de La Rosa y el habanero Frank Camilo Morejón la pelota cubana queda sin un solo receptor defensivo de trascendencia histórica. En el caso del quemadense forma parte de un grupo de enmascarados de lujo de uno de los territorios más existosos dentro de la posición, con luminarias de la talla de Lázaro Pérez, Alberto Martínez, Ángel López y Pestano.

Nada fácil le resultará a Jova su temporada de regreso con su provincia de origen a la que le dio tres títulos consecutivos con aquella extraordinaria selección que ganó en 1993 y 1995 y que llegó en total a cinco finales en línea.

La plaza de La Rosa tiene a varios candidatos con mucha más juventud que experiencia aunque muchos coinciden que Ariel Pestano Jr. tiene ahora la oportunidad de lujo para adueñarse de la titularidad por primera vez dentro del Villa Clara. De todos modos no se puede descartar la integralidad de Jesús Olivera y a uno con mejor bateo que defensa como Julio Miranda.

Te puede interesar: Pelotero de Industriales está en Cuba para repatriarse y jugar próxima Serie Nacional

9 comentarios en “OTRA BAJA: No estará más uno de los mejores receptores de Cuba en este siglo”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba