Santiago vs Industriales: ecos del “clásico” de la pelota cubana

Ambos equipos cuentan con elementos para imponerse; Santiago, con Edilse Silva, Santiago Torres y Yoelkis Gibert, por su parte, Industriales con la producción jonronera de Lisbán Correa y el aporte de Jorge Alomá y de Stayler Hernández.

Ambos equipos cuentan con elementos para imponerse; Santiago, con Edilse Silva, Santiago Torres y Yoelkis Gibert, por su parte, Industriales con la producción jonronera de Lisbán Correa y el aporte de Jorge Alomá y de Stayler Hernández.
Ambos equipos cuentan con elementos para imponerse; Santiago, con Edilse Silva, Santiago Torres y Yoelkis Gibert, por su parte, Industriales con la producción jonronera de Lisbán Correa y el aporte de Jorge Alomá y de Stayler Hernández. (Fotos Boris Luis Cabrera)

Por Alexander García 

   La Serie Nacional 60 retoma sus acciones este sábado y lo hace con el duelo más emblemático de la pelota nacional, Santiago de Cuba vs Industriales. 

   La Serie Nacional regresa después del parón por el Juego de Estrellas y Santiago e Industriales intentarán revivir con morbo incluido, aquellos enfrentamientos que antaño hicieron vibrar a toda Cuba. 

   En este punto, recuerdo como en la presentación del MVP Caribe, se hablaba de los grandes clásicos de la pelota regional y por supuesto que Santiago e Industriales estaban presentes en esa lista. Cada vez que escuchaba mencionar la rivalidad entre capitalinos y orientales, un escozor me corría por todo el cuerpo, me emocionaba hasta casi llorar, pues desde muy joven la pasión por el béisbol me hacía sucumbir por completo en sus encantos. 

   Aquel juego fue uno el primero que jugué en una computadora allá por 2005 o 2006. Para ese entonces, ya había vivido la mítica final de 1999, cuando Santiago remontó el playoff para vencer en siete juegos. 

   No podía deducir que, en temporadas consecutivas, 2005-2006 y 2006-2007; ambos elencos animarían la final del campeonato cubano y harían enloquecer a miles de fanáticos en toda la Isla, más cuando la plata del primer Clásico Mundial de Beisbol nos puso el orgullo por las nubes. 

   El jonrón de Meriño en el sexto juego de aquella final en 1999, luego Malleta en 2006, con el Latino lleno, después José Julio Ruiz sacándola por encima del techo ante Yadel Martí; aquello era lo máximo, pelota de primer nivel, algo imposible de olvidar y la memoria retrotrae el pensamiento hasta ahí, hasta esos fragmentos de historia beisbolera que alimentan el incierto presente de hoy. 

   El clásico regresa este sábado y siempre es bueno poder mirar un juego entre Santiago e Industriales, más cuando en la primera vuelta, los indómitos como locales le ganaron par de veces a los azules. 

   Aquella primera subserie fue peleada y tres juegos excelentes hicieron renacer las esperanzas de muchos aficionados, hoy ambos equipos llegan en situaciones diferentes, con una dinámica perdedora común, pues perdieron en sus últimos cotejos particulares, ante Cienfuegos y Sanctis Spiritus. 

   Ante este escenario, las dudas vuelven a emerger, ¿que podrá hacer un equipo Industriales plagados de lesionados? ¿Podrán Danny Betancourt y Bisset contra la mística de los azules? 

   Si bien la rivalidad siempre ha estado presente y en esta edición 60, no fue diferente durante los primeros partidos, la merma de calidad también es un hecho y eso pudiera lastrar con más veras este tope de fin de semana, pues ante la ausencia de un pitcheo sólido por ambas escuadras, los bateadores pudieran darse banquete, tal como ha sido la tónica del campeonato hasta este momento. 

   Ambos equipos cuentan con elementos para imponerse; Santiago, con Edilse Silva, Santiago Torres y Yoelkis Gibert, por su parte, Industriales con la producción jonronera de Lisbán Correa y el aporte de Jorge Alomá y de Stayler Hernández. 

   A pesar de todo, el clásico siempre supera las inclemencias que impone las circunstancias, más allá de nombres emblemáticos, de German, de Padilla, de Vargas y Javier Méndez, de Kindelán, Pacheco y Fausto, más allá de ellos, el clásico vive y esa es la esperanza que alimenta a miles de fanáticos. 

   Nos vemos a la vuelta.

[types field=’cc’][/types]

 

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*