Los Tigres de Ciego de Ávila y su posible despertar en la Serie 60

A Ciego hay que darle siempre un voto de confianza, el beneficio de la duda, lo que sea para rendirle respeto, pues si hay un equipo que ha levantado la imagen de la pelota cubana en estos últimos años es este.

A Ciego hay que darle siempre un voto de confianza, el beneficio de la duda, lo que sea para rendirle respeto, pues si hay un equipo que ha levantado la imagen de la pelota cubana en estos últimos años es este.
A Ciego hay que darle siempre un voto de confianza, el beneficio de la duda, lo que sea para rendirle respeto, pues si hay un equipo que ha levantado la imagen de la pelota cubana en estos últimos años es este. (Foto Boris Luis Cabrera)

Por Alexander García 

   Sin lugar a dudas, la mejor cara de Ciego de Ávila en esta Serie 60, fue la que mostro este fin de semana ante Camagüey, ganando el primer juego y perdiendo el segundo por la mínima. 

   A primera vista la cuestión del bajo rendimiento de los Tigres tiende al aspecto psicológico, pues este resurgir tiene lugar cuando se dio a conocer que los avileños jugaran en sus predios a partir del martes. 

   Estimados lectores, Ciego regresa al José Ramón Cepero y todo apunta a que el tan ansiado punto de quiebre llegue este martes 20 cuando enfrenten como locales a Holguín. 

   Cuando hablo de punto de quiebre me refiero al momento que puede revertir el mal paso de los Tigres en la Serie 60 y ponerlos de lleno en la pelea por un boleto a la postemporada. 

   A estas alturas, ya buscando los primeros treinta juegos, muchos los dan por eliminados sin ver que hablamos del único equipo que no ha estado en casa desde el comienzo de la campaña. 

   En este punto todos los especialistas y fanáticos comentan, ello a pesar de que en varias oportunidades, varios jugadores incluido el mismo manager, Yorelvis Charles, han hablado sobre la buena preparación, dejando entrever la confianza en un lógico repunte. 

   Para la calidad de la pelota cubana, este es un equipo compacto, bien armado en todas sus líneas, con un receptor de experiencia como Osvaldo Vásquez, dos hombres de probada calidad como Yorbis Borroto y Raúl González, cerrando la línea central y otros peloteros que suman varias campañas en nuestros clásicos; Rubén Valdés, Abdel Civil y un veterano que sigue rindiendo como Yoelvis Fiss. 

    A ello hay que sumarle el aporte de hombres como Vladimir García, inmerso en un buen año, Yander Guevara y Dachel Duquesne, sin dudas los tres caballos de batalla de los Tigres. Si hasta ahora estos lanzadores no han logrado estabilizar su rendimiento en conjunto, bien pudieran dar la clarinada desde que pisen la grama del Cepero este martes. 

   A Ciego hay que darle siempre un voto de confianza, el beneficio de la duda, lo que sea para rendirle respeto, pues si hay un equipo que ha levantado la imagen de la pelota cubana en estos últimos años es este. 

   Resulta valido precisar que no todo ha sido malo para los de la piña, pues además del inesperado aporte de Fiss, el joven Yudiel Gonzalez  ha asumido jalones a la ofensiva y al mismo tiempo una figura como Arnaldo Rodríguez además de aportar una victoria ante la Isla, ha dados muestras de que otra vez puede imponerse en este béisbol. 

   Este martes Ciego regresa a jugar de local y restando casi sesenta juegos al campeonato, bien pudiera decir que su historia en esta Serie 60, empieza ahora. 

   Nos vemos a la vuelta.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*