Yoenis Céspedes vuelve a ser noticia previo al inicio de la Serie Mundial

Ojalá y todavía esté a tiempo de recuperar el terreno perdido y la última imagen en el contexto deportivo no sea la tan infeliz y cuestionada de este verano, pues ninguno de sus miles de seguidores, ni siquiera él mismo, merecen ese tipo de finales.

Ojalá y todavía esté a tiempo de recuperar el terreno perdido y la última imagen en el contexto deportivo no sea la tan infeliz y cuestionada de este verano, pues ninguno de sus miles de seguidores, ni siquiera él mismo, merecen ese tipo de finales.
Ojalá y todavía esté a tiempo de recuperar el terreno perdido y la última imagen en el contexto deportivo no sea la tan infeliz y cuestionada de este verano, pues ninguno de sus miles de seguidores, ni siquiera él mismo, merecen ese tipo de finales. (Web Screen Shot)

Por Yasel Porto 

   El nombre del estelar jardinero granmense Yoenis Céspedes volvió a aparecer aunque de un modo diferente, precisamente en la fecha que se inicia la Serie Mundial entre los Rays de Tampa Bay y los Dodgers de Los Ángeles. 

   Y es que el miembro de la selección cubana entre 2007 y 2011 recién arribó a los 35 años de edad en medio de otro año problemático en el plano deportivo. El controvertido jugador recibió múltiples felicitaciones entre los que destacó un sentido mensaje de su madre, la exsofbolista del equipo nacional de Cuba Estela Milanés. 

   Estela fue una de las lanzadoras más destacadas que ha tenido el softbol en la Isla, además de ser fundamental en la formación profesional de su hijo y posiblemente su apoyo más importante desde el punto de vista personal dentro y fuera de Cuba.

«Feliz cumpleaños mi Rey. Dios te colme con mucha salud y cosas lindas en tu vida. Que nunca se apague ese brillo que hay en ti, tu mami, esta muy orgullosa de ti, al igual que toda tu familia, por el gran hombre que eres, tus sentimientos son únicos», es parte del mensaje de felicitación que compartió Estela en la red social Facebook, a propósito del cumpleaños de su hijo Yoenis el 18 de octubre.

   Ella ha estado junto a Céspedes desde su debut en Grandes Ligas con Oakland hace ya casi una década, y ha vivido cada uno de sus momentos, que en los últimos tiempos han sido más negativos que en casi toda su carrera como beisbolista. 

   Después de dos años sin poder rendir para los Mets de Nueva York a consecuencia de una operación y una posterior lesión en su rancho, eran bien altas las expectativas alrededor del natural de Campechuela para la temporada 2020 que este martes inicia su etapa decisiva con el llamado “Clásico de Octubre”. 

   Pero, tras un comienzo por todo lo alto con un jonrón que dio victoria a los neoyorquinos 1×0, nadie imaginó jamás que el desenlace para Céspedes sería tan lamentable como controversial. Nunca logró encontrarse con el juego que lo convirtió en uno de los peloteros más integrales de las Mayores y uno de los aspectos más negativos, quizá el peor de todos, fue su tasa de ponches extremadamente elevada. 

   Casi de repente llegó su decisión de alejarse definitivamente del terreno de juego alegando que no quería arriesgarse ni arriesgar a su familia al “exponerse” fuera de su casa por el tema de la pandemia del coronavirus. 

   Fuentes aseguran que directivos de los Mets habían tenido una conversación con Céspedes poco antes de determinar su salida del equipo por el resto de la campaña, generándose así una ola de comentarios a favor y en contra. 

   El dos veces ganador del derby de jonrones de las Grandes Ligas y pieza clave para que los Mets llegaran a la Serie Mundial de 2015 contra los Reales de Kansas City se ha mantenido alejado de los medios de comunicación desde hace mucho, incluso en el Spring Training llegó a decir que no quería dar declaraciones a la prensa. 

   Después de la renovación de su contrato con los residentes de Long Island (rebajado luego por la lesión después de la operación), sus resultados se han visto marginados casi por completo, y es una total incertidumbre lo que pueda acontecer en la temporada 2021. 

   Muchos especulan que la paciencia de los Mets se agotó completamente después de la decisión de Céspedes de dejar al equipo conjuntamente con un rendimiento que nunca encontró estabilidad.  

   Pero de no seguir en el club de la gran manzana entonces habría que ver qué organización querría asumirlo con todos los riesgos existentes, y apostándolo todo a un talento que lo convirtió un día en un jugador sumamente valioso.  

   Incluso hay quienes señalan que es más probable que su hermano Yoelkis (no es hijo de Estela) debute en Grandes Ligas antes que Yoennis vuelva a jugar un partido a ese nivel. No obstante, lo primero no está demasiado lejos aunque no va a suceder el próximo año. 

   Habrá que ver no solo su real interés de que ese día regrese, sino otros factores que pesan muchísimo y que quizá lo dejen disfrutando por siempre la gran fiesta que empieza hoy, pero solo como aficionado. 

   Ojalá y todavía esté a tiempo de recuperar el terreno perdido y la última imagen en el contexto deportivo no sea la tan infeliz y cuestionada de este verano, pues ninguno de sus miles de seguidores, ni siquiera él mismo, merecen ese tipo de finales.

3 Comments

  1. Ojala le den una oportunidad y ojala el este en condiciones de brillar como lo hizo durante la mayor parte de su vida deportiva pero quienes conocen la MLB saben que el haber abandonado los Mets de la forma que se publico en los medios aunque no haya sido del todo asi fue un precedente que va a gravitar contra el en EEUU por el resto de su vida.

  2. es cierto Guillon, pero de esos peloteros, ninguno tiene los problemas de disciplina y falta de profesionalidad de Cespedes y sobre todo de Puig, creeme, q cualquier pelotero con ese talento, o incluso con mas, (acuerdate por ejemplo de Halminton), sea de donde sea, es inexorablemente desechado por cualquier organizacion de G.L, sea quien sea, y sin importar si es latino, americano, canadiense, japones o de la conchinchina

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*