SE ENCENDIO la tabla, tras triunfo de Industriales ante Camaguey

Ahora, después que los Industriales capitalinos le han agregado la sal que necesitaba este torneo, cualquier cosa puede pasar en el terreno de juego

Ahora, después que los Industriales capitalinos le han agregado la sal que necesitaba este torneo, cualquier cosa puede pasar en el terreno de juego
Ahora, después que los Industriales capitalinos le han agregado la sal que necesitaba este torneo, cualquier cosa puede pasar en el terreno de juego (Foto: Boris Luis Cabrera)

Por Boris Luis Cabrera

Hirviendo, pusieron los Leones capitalinos la tabla de posiciones esta tarde sabatina al clavarle una banderilla en la nuca a los bravos Toros camagüeyanos para meterse de a lleno-por primera vez en esta segunda fase competitiva-en la zona de privilegio de esta Serie Nacional de béisbol.

Par de derrotas en la jornada de los santiagueros permitieron que los felinos de Rey Vicente Anglada se abracen al avispero en el cuarto puesto del torneo y comiencen a levantar una polvareda de dudas y tensiones entre sus adversarios, siempre temerosos al ver la sombra de un equipo de tanta historia respirándole en las espaldas.

Los Elefantes cienfuegueros por su parte, también cedieron ante las mordidas de los Cocodrilos matanceros y se apartaron sin remedio del camino, para que los azules, arrollando a paso firme, les permutaran el sótano sin más trámites burocráticos.

Con un Frank Luis Medina en la trinchera opuesta, un Cándido González abarrotado de una masa hostil y el cartel de mejor equipo del campeonato bien atornillado en la banca de tercera, tuvieron que lidiar los habaneros para llevarse un triunfo por la mínima 4-3 y devolverle la esperanza a sus fieles.

Un racimo de tres anotaciones abriendo el cuarto episodio hizo temblar la pizarra y silenció los graderíos camagüeyanos por algunos minutos. Boleto a Frederich Cepeda y sencillos consecutivos de Stayler Hernández y Yordanis Samón congestionaron las almohadas y dejaron el escenario listo para que el bisoño Nalber Cruz (quien había entrado en sustitución del lesionado Wilfredo Aroche) se metiera en la piel de héroe al conectar una soberana línea por la banda izquierda, válida para remolcar a dos de sus compañeros.

La fecunda entrada terminó con otro cohete de Frank Camilo Morejón que hizo tambalearse a Medina en el montículo y una rolata al cuadro del “torito” Barcelán que trajo a casa la tercera anotación del inning.

Los discípulos de Miguel Borroto no se quedaron atrás cerrando ese mismo capítulo y arremetieron contra los envíos del diestro Erlys Casanova, quien tuvo que soportar callado el único momento flaco que tuvo en la jornada al permitir cinco de los siete imparables que le pegarían en sus ocho episodios de trabajo.

Dos cañonazos al hilo de Yorbis Borroto y Leonel Segura, una línea potente de Leslie Anderson que trajo una para el plato, un doblete de Jorge Luis Peña y un latigazo impulsador de dos carreras de Leonel Moa Jr; fue todo lo que pudieron hacer los anfitriones en las dos horas y cuarenta minutos que duró el pleito.

La definición llegaría en el octavo cuando Medina abandonó el box dejando un par de corredores en bases y Frank Madan, después de un boleto intencional a Cepeda, no pudo evitar un elevado de Samón a la pradera derecha que remolcó a Alberto Calderón desde la antesala.

Del resto se ocupó el “gallo azul” Pedro Álvarez, con una entrada inmaculada retirada a paso chévere para anotarse su tercer salvamento con la chamarreta azul.

Ahora, después que los Industriales capitalinos le han agregado la sal que necesitaba este torneo, cualquier cosa puede pasar en el terreno de juego y comienza a rodarse las mejores partes de esta película.

Nos vemos en el estadio.

4 Comments

  1. Resulta difícil de digerir la empalagosa retórica de Cabrera, derrochando arrogancia por cada poro. Ésta ha sido la Serie más disputada en mucho tiempo y no han sido los Industriales de La Habana los que le han puesto la sal al campeonato, ni ha hecho ninguna falta. Camagüey, Las Tunas, Matanzas y Santiago e incluso Cienfuegos se han encargado de darle un agradable sabor y han brillado como equipos. Los Industriales como bien dice el periodista han estado y siguen estando a la sombra. Lo más que aún pueden hacer es aspirar al 4o lugar, labor incluso difícil teniendo en cuenta sus conocidas deficiencias en el pitcheo y su defensa inferior. Lástima que el periodista, ebrio de una euforia patológica, confunda la fantasía con la realidad y se imagine a los superiores contrincantes, tres de ellos muy cerca de la clasificación, muertos de miedo por un rival que no asusta a nadie.

    • Despues de leer detalladamente este articulo no veo una “empalagosa retórica” en el texto ni que Boris este “derrochando arrogancia” o tenga una “euforia patologica”. Aun menos que el articulista este tan demente para que “confunda la fantasía con la realidad”, simplemente describe los pormenores de un juego de beisbol y opina que ahora la serie se hace mas “reñida”.

      Es evidente que la estructura beisbolera que derroto la pelota “esclava” desde principios de los 60 estaba (y esta) basada en la division por provincias y la que ha evolucionado hasta el Frankenstein geografico actual, genialmente disenado para dividir, separar y enfrentar a los oriundos de 14 provincias inventadas en 1976 (las que siguen aumentando) en una islita de 110,922 km cuadrados,

      En ese contexto, tampoco eran pura coincidencia las broncas que se formaban (nos imponian) por el otorgamiento de efectos electrodomesticos o apartamentos de microbrigada segun nuestros meritos laborales (incondicionalidad y chivateria) en los centros de trabajo.

      No por gusto la genialidad y el amor del gran lider por el beisbol y por Cuba, tambien incluia que fuera dificil que un pelotero nacido en una provincia lo hiciera en otra. Ulacia, Kendrys, Luis Alvarez y El Duque, entre otros pocos, fueron excepciones en los 70, 80 y 90.

      Por ahora, aunque el beisbol en la isla es bastante mas flexible en terminos de plantilla que en aquellas decadas (y tambien mas pobre de calidad), seguimos enfrentandonos lo mismo entre espectadores que se consideran “patrioticamente” orientales o villarenos, o la arremetemos contra los arbitros a la salida de un estadio, o contra los periodistas (parciales e imparciales).

      Si Boris prefiere al equipo de la urbe habanera o si Luis Alberto Blanco Pila es un ferviente pinareno o si Jorge R. Matos Cabrales exalta y exagera las proeza de Santiago, es solo parte del folklore beisbolero, pues lo que realmente cuenta es lo que seguimos sin entender.

      Santiago Campeon, Camaguey Campeon, Industriales Campeon….¿y Cuba?

  2. Lo que no se entiende es que la pelota cubana no es profesional, por lo que se compite por provincia, y el resultados se evalua a esas provincias, por lo que no es justo que una provincia forme un atlenta para que entonces venga a jugar por otra provincia que le de mejores condiciones, en cuba existe mucha diferencias economicamente hablando entre algunas provincias, por ejemplo Habana, Matanzas que son las provincias que mas pelotero admiten de otras provincias, al paso que vamos todos van a querer jugar con estas provincias quizás prometan más que el resto o atiendan mejor a sus peloteros o la prefieren porque es la Capital.

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*