Por Jesús Alaín Fernández / @JesusLCA2017

Se fue la séptima jornada del Round Robin de la Liga Dominicana de Béisbol (LIDOM). La cabeza y cola de la tabla de posiciones empieza a verse con más claridad.

Los Gigantes del Cibao, que se hacen más gigantes con las incorporaciones anunciadas este martes lograron sacar una victoria que vale campeonato, mientras que los Tigres de Licey han ido escalando hasta ubicarse bien cerquita de los potros.

Tigres no pierden oportunidad y siguen bajando “Estrellas”.

Con un rally de cinco anotaciones en la segunda entrada y el picheo certero de Elvis Santana (5.0 EL, 3 H, 2 R) los Tigres de Licey se acomodaron en la segunda casilla de la tabla de posiciones (4-3).

Elvis se hizo acompañar de un bullpen de lujo que solo permitió un hit en cuatro episodios con un boleto regalado, así como de una ofensiva liderada por Anderson Tejeda (5-3, 2 RBI), Peter O´Brien (4-1, 2 RBI) y la combinación de tercero y cuarto bates (Dawel Lugo y Yermín Mercedes) que pegaron dos imparables percápita.

Edwin Uceta (1.2 EL, 5 H, 4 R), prospecto de los Dodgers de los Ángeles, una vez más no logró encontrar el camino y archiva ocho carreras limpias con 13 imparables en sus dos últimas salidas al box.

A la ofensiva Junior Lake (un jonrón en cuatro turnos) estuvo intentando mantener a los orientales en juego pero fue una tarea demasiado pesada para solo un par de brazos.

Los Gigantes se señorean en casa ante las Águilas

Un balk de Yohan Ramírez permitió el avance a la antesala del corredor emergente Steward Berroa para que el elevado de José Siri le abriera las puertas de la registradora. La jugada estuvo bajo revisión por largo rato pues los aguiluchos alegaban que el corredor había salido antes de tiempo, primero, y luego que había empujado de forma antideportiva al antesalista Christian Adames.

Ni Elvis Araujo (2.1 EL, 4 H, 3 R) por las Águilas ni Logan Ondrusek (4.2 EL, 5 H, 4 R) por los potros lograron contener las ofensivas rivales en la primera mitad del partido. José Siri (4-1, 1 R, 3 RBI) dio cuenta del hecho con un cuadrangular en la tercera productor de dos anotaciones, entrada en la que el cubano Henry Urrutia (4-1, .421), también se fue de cañonazo a la pradera izquierda.

Ya en la baja de la sexta con el encuentro igualado a seis llegó el rally encabezado ofensivamente por Marcell Ozuna (4-2), Moisés Sierra (3-1) y Hanser Alberto (5-2, 2 RBI) y que contó con la ayuda para nada despreciable del lanzador relevista Darío Álvarez (dos pasaportes gratis y un wild pitch generador de anotación).

Los Gigantes tomaron ventaja que, en las postrimerías, parecía definitiva. No obstante, a cuenta gotas las Águilas empataron en la octava para hacer más emocionante el partido que se puso en modo cachumbambé.

Como dato interesante, Melky Cabrera (3-2, HR, 1 R y 3 RBI), quien alineó como jardinero derecho y segundo bateador, conectó el cuadrangular productor de las tres anotaciones de la tercera entrada por las Águilas en conteo virgen. Su sustituto en el mismo turno y posición defensiva, Juan Carlos Pérez (2-1. 1 R, 1 RBI) pegó también un estacazo de vuelta completa en la séptima entrada pero esta vez con la cuenta completa.

El Julián Javier vio como los aficionados de las Águilas se marchaban antes de que cayera el out 27 mientras disfrutaba de la victoria que los mantiene en la cima del béisbol más seguido del Caribe invernal.

Para la cobertura completa, el resumen del resto de las jornadas aquí.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba