Por Daniel de Malas / danieldemalas@gmail.com

Los Houston Astros fueron barridos por los Oakland Athletics este fin de semana, pero no sin antes ponerle picante a su juego final, pues se vaciaron las bancas y todo.

Fue en la parte baja del séptimo inning, cuando el jardinero de los Atléticos Ramón Laureano recibió su segundo pelotazo del juego y tuvo sus palabras con el novato Humberto Castellanos (responsable de ese “bolazo”).

Pero justo después de llegar a la inicial Laureano se molestó con lo que le estaba diciendo desde el banco de Houston el entrenador de bateo Alex Cintrón, tiró su casco y emprendió a correr en franco ataque a la cueva de los Astros.

El receptor de los texanos Dustin Garneau se interpuso en la carrera y tumbó a Laureano, acto que fue seguido de ambas bancas vaciándose e intercambiando empujones y palabrotas.

No los demoramos más, les dejamos con el incidente:

Recuerde que este tipo y todos los videos que tengan peloteros cubanos de protagonistas los puede encontrar dando click aquí.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba