Por Guillermo Sánchez

Transcurría la sexta entrada en un reñido partido que hasta el momento marcaba un 1×0 favorable a los locales. Al bate Ramón Hernández, primera base de Los Tigres, una recta de Franklin Germán, conectada de forma sólida hizo levantar a los fanáticos, en primera instancia parecía un batazo de vuelta completa hasta que apareció el cubano para demostrar sus dotes a la defensiva y sacar el out.

El cubano en 15 encuentros con Las Águilas viene reportando una línea ofensiva de .193/.213/.652 con cuatro jonrones y dos dobles, además de nueve impulsadas y seis anotadas en 57 turnos oficiales.

Recientemente el jugador fue consultado sobre su regreso a la LIDOM a lo que respondió: «Si, casi dos años sin jugar y poder llegar aquí con la calidad de este beisbol, quizás no ha salido como yo esperaba porque sé que puedo dar un poquito más, pero también me siento contento que después de dos años todavía tengo el “timing” y puedo seguir jugando beisbol».
«Cada vez que voy al home plate trato de estar lo más calmado posible, nunca salgo a dar jonrón, mi mentalidad solamente es buscar un buen pitcheo para hacer un buen contacto», agregó Céspedes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio