Por Gian Franco Gil

Después de 33 juegos jugados, 123 veces al bate y un ascenso de categoría en la presente temporada de las Ligas Menores, el cubano Yolbert Sánchez conectó su primer cuadrangular del año, en el choque de este jueves, 19 de mayo, frente a Norfolk Tides.

El torpedero de los Medias Blancas de Chicago puso la “clásica puntilla” en el choque. En la parte baja de la octava entrada, el oriundo de la Habana, Cuba, encontró un compañero en circulación, con ventaja mínima en la pizarra de 7×6, y el relevista de los Orioles del Baltimore, Cody Sedlock intentando evitar otra anotación.

Sánchez, que no se caracteriza por ser un bateador de largo alcance, desapareció la esférica por el centro del terreno. En ese turno, su bate encontró la bola en cuatro ocasiones, en las tres primeras la pelota salió hacia territorio foul, mientras, en su cuarto swing, el contacto fue sólido y válido para aportar las dos carreras decisivas en el encuentro, dejando un marcador final de 9×7.

También te puede interesar: LA MANDÓ AL BAR: Miguel Vargas desapareció la bola y ratificó LIDERAZGO

Yolbert persigue el sueño de la mayoría de los jugadores que entran en el sistema organizado de las Grandes Ligas de Béisbol (MLB por sus siglas en inglés). Durante la actual campaña sus números avalan un posible ascenso al primer equipo de los Medias Blancas.

En 123 vistas al cajón ofensivo acumula 43 inatrapables, incluidos 15 remolques e igual número de anotaciones. Además, exhibe una impresionante línea ofensiva de .333/.442/.824 (AVE/OBP/OPS).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba