Por Reynaldo Cruz

El boxeador Yordenis Ugás se ha hecho tan famoso entre los cubanos por su presencia y sus mensajes escritos o por video en las redes sociales, como por sus golpes en el ring. Su carácter, siempre preocupado por los otros, y su postura política de oposición abierta al sistema imperante en Cuba le ha ganado tanto admiradores como detractores dentro y fuera de la Isla.

Recientemente, su derrota ante Errol Spence Jr. revolvió las redes, y pese a que tenía un ojo afectado por los golpes, se tomó su tiempo para escribir un mensaje de agradecimiento a sus seguidores. Sin embargo, su knockout ante Spence fue utilizado como burla en Cuba, una actitud vergonzosa y deplorable, obviamente con motivaciones políticas, al punto de alegrarse por el triunfo de un norteamericano sobre un cubano. Sí, como lo están leyendo. Este hecho, que fue muy criticado por su madre, trajo también la indignación de muchos cubanos, incluyendo a quienes mantienen una postura de neutralidad en el tema político.

Pero lo que ha traído más admiración hacia Ugás es que a él lo llenan esas pequeñas cosas que aparentemente no significan mucho y vienen de las personas más sencillas. Por estos días, hizo un post en su página de Facebook que demostró toda su humildad.

“Ayer pedí un Uber. Y sale mi nombre y dice el señor que dijo: Ná…. Seguro que es otro “Yordenis Ugás”, y cuando llegó y vio que era yo de verdad, me dijo lo orgulloso que estaba de mí como deportista y como cubano, y se emocionó hasta las lágrimas. Me dijo que no tenía redes sociales y que su esposa me amaba, y le dije: Llámela por FaceTime para saludarla. La llamó y saludé a su esposa y ella estaba feliz… y yo me sentí honrado y agradecido. Lo he dicho otras veces: el honor más grande de mi vida es ganarme el respeto, apoyo y amor de mi comunidad y de una gran mayoría de los cubanos. Soy un hombre que viene de una dura derrota. Pero cuando pasan estas cosas, te das cuenta que no has perdido nada. Que gracias a Dios estás triunfando y tomando victorias mucho más grandes en la vida.”

Varias personas comentaron, expresando su respeto y admiración hacia él.

Este mensaje deja bien claro que a Yordenis Ugás pueden importarle los títulos como a cualquier deportista—porque por eso se es deportista, ¿verdad?—, pero la forma de enfrentar su derrota y todo lo que ha sucedido después, incluso uniéndose a varios que dieron su pésame a las víctimas de la explosión del hotel Saratoga en La Habana, deja muestras de sus valores humanos.

Esta acción reciente no es más que un ejemplo de para qué sirve la fama, si se sabe qué hacer con ella. Definitivamente, Yordenis Ugás no tiene que subirse al ring para propinar KO: con este hecho le ha asestado uno a la adversidad, y no ha sido el único victorioso.

13 comentarios en “Yordenis Ugás PROPINÓ KO fuera del ring”

  1. Da vergüenza lo que los perros comunistas serviles al gobierno cubano se ponen a decir, increible que se alegren de la derrota de un cubano como ellos, esa gente solo merece desprecio, mis respetos a Yordenis Ugas.

    1. Pedro q raro si los q se alegrando la derrota de los cubano son ustedes no me vengas a decir q es mentira ya esta documentado en miles de episodio en 63 años no es una vez y sobre este boxeador te diré algo por solo ser cubano lo apoyamos pero recuerda algo 3 cosas 1 mira el final de la pelea contra el filipino como estaba iniciado no de los golpe lo q se le vía su arrogancia en una pelea q peleo con un boxeador viejo y ya en flaca caída la segunda uso la pelea con fines políticos o se te olvidó eso no se ve bien como cuando criticaron julio cesar la cruz se un poco de honestidad en tu parte y es un boxeador creado en cuba y cubano pero tiene muchas cosas mala

  2. Es cierto nadie debe d alegrarse d las desgracias d otro pero deportivamente hablando fue un fiasco y una derrota al boxeo cubano la paliza recibida. Q te mejores y puedas encaminar tú vida personal xq la deportiva debes d decirle adiós.

Responder a Juan aleman Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba