NO SE HAN PONCHADO: 4 bateadores con el mejor tacto de la 61 Serie

Por Gian Franco Gil/ @Gian_Gil98

Una de las acciones más difíciles que existe en el béisbol es hacer contacto con la bola de las 108 costuras. Según los entedidos en el tema, «batear es un arte». Conectarle un lanzamiento que viaja a velocidades cercanas a las 90 mph es una labor compleja, requiere de mucho talento y una preparación exhaustiva.

En tanto, si poner la bola en juego es difícil, hacerlo de forma positiva complica aún más la práctica. Es por ello que observar el promedio de un jugador excediendo los .300 levanta las expectativas de los aficionados sobre el atleta. Pero resulta más espectacular monitorear el renidimiento de los atletas y observar como ningún lanzador logra retitarlo por la vía de los strikes.

Durante la presente contienda, después de cumplir los 38 comparecencias para poder optar por los liderazgos ofensivos, cuatro jugadores no se han tomado ni un «café» en este inicio de Serie Nacional.

Yordanis Samón:
SN: 19/ SO: 770/ CB_SO: 9.0

El primero que aparece en la lista es Yordanis Samón. En 50 comparecencias al bate, el inicialista de los Toros de Camagüey acumula 18 inatrapables, incluidos ocho dobles y tres batazos de vuelta completa. Su presencia en el exclusivo grupo, quizás tenga mayor mérito que la del resto. Su avanzada edad, sus responsabilidades en el cajón de bateo y su swing -largo y fuerte buscando cercas- lo ponen en peligro constante de ser retirado por la vía de los strikes.

Te puede interesar: NUEVO PROSPECTO: Sancti Spíritus le robó una JOYA a Matanzas

Jefferson Delgado
SN: 14/ SO: 302/ CB_SO: 10.8

Otro nombre que puede sorprender en el listado es el de Jefferson Delgado. Tal vez, cuando se aborde el tema de los jugadores que menos se ponchan, se piense en los primeros hombres en la alineación (primero y segundo bate), los atletas con mayores habilidades para chocar la bola.

De los que no se han tomado un «chocolate» es el que más comparecencias al bate exhibe (62), pero su promedio ofensivo (.370) es inferior al de Samón (.391). También, acumula tres biangulares y dos cuadrangulares, lo que demuestra que es un hombre de poder. En tanto, la introducción de un swing grande en cada turno, hace más notable su presencia en este trabajo.

Yordan Manduley
SN: 16/ SO: 282/ CB_SO: 16.2

El torpedero de los Cachorros de Holguín es el batedor que quizás tenga el perfil ideal de los hombres que menos se ponchan. Jugador consagrado, habilidoso con el madero, con una zona de strike bien definida, son algunas de las características comunes que lo mantienen entre los atletas con mejor tacto.

A pesar de ello, su inicio no ha sido el que se espera. En 51 comparecencias al bates y 38 visitas legales al rectángulo de bateo solo ha conectado nueve intrapables, lo que se traduce en un pobre promedio ofensivo de .273.

Te puede interesar: Comisión Nacional encendió las ALARMAS: «No están cuidando la salud de los pitchers»

Andy Cosme
SN: 6/ SO: 80/ CB_SO: 13.2

Por último figura el nombre de un bateador que no destaca por sus cualidades ofensivas, sino por sus virtudes a la defensa. Andy Cosme, receptor de los Cazadores de Artemisa, cierra el selecto grupo.

Sus estadísticas son muy inferiores a la media de la competencia. Su madero no produce con solidez, en la goma no muestra mucha paciencia, pero los lanzadores no han encontrado la clave para hacerlo abanicar en tres oportunidades seguidas. Con nueve inatrapables en 40 turnos su promedio es tan discreto como .225.

Estadísticas tomadas hasta el 15 de febrero, antes de iniciar las subseries

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba