5 cubanos que quedaron debiendo en el Spring Training

Entre lanzadores y bateadores cubanos, hubo algunas piezas que hubiesen podido colarse en el roster de 26, pero sus desempeños dejaron muchas dudas

Entre lanzadores y bateadores cubanos, hubo algunas piezas que hubiesen podido colarse en el roster de 26, pero sus desempeños dejaron muchas dudas
Entre lanzadores y bateadores cubanos, hubo algunas piezas que hubiesen podido colarse en el roster de 26, pero sus desempeños dejaron muchas dudas (web screen shot de Yadiel Hernandez)

Por Juan Páez

Luego de evaluar los 5 cubanos que se lucieron en el Spring Training en su intento por ganarse un puesto, toca revisar a los cinco que no mostraron su mejor versión. Entre lanzadores y bateadores, hubo algunas piezas que hubiesen podido colarse entre el roster de 26 de sus respectivos equipos, pero un mal desempeño en los Entrenamientos Primaverales puso en vilo sus aspiraciones.

Comencemos…

1. Yonder Alonso, Bravos de Atlanta: En 11 juegos, el experimentado primera base no respondió a la confianza de los Bravos, que lo firmaron (tarde en la temporada muerta) a un contrato de Ligas Menores con invitación al campo de entrenamiento.

Durante una lesión que mantuvo brevemente a Freddie Freeman alejado de la acción, Alonso no reforzó sus chances de hacer el equipo grande. En 28 apariciones al plato y 25 turnos legales con el madero, apenas dio un imparable. No remolcó carreras, anotó solo en una ocasión, tomó dos bases por bolas y se ponchó en seis oportunidades. Su línea fue de .040/.143/.040.

Ese rendimiento, combinado con su actuación en 2019, puede mermar sus probabilidades de jugar en 2020 con Atlanta en las Mayores.

2. Yadiel Hernández, Nacionales de Washington: El caso de Yadiel Hernández, entrando a la pretemporada, era bastante particular entre cubanos.

Aunque las probabilidades de que comience la campaña de la Gran Carpa como parte del roster de los Nacionales no eran claras, estos aseguraron que al menos le darían un vistazo en la primavera, gracias a su tórrida ofensiva a lo largo de todo el 2019.

Pero Hernández se cayó en el momento más inoportuno. En 37 idas oficiales a la caja de bateadores, conectó apenas seis indiscutibles, con par de dobles y un jonrón. Fabricó cuatro rayitas en 17 duelos, anotó cinco, tomó tres boletos y se tragó nueve ponches. Su average quedó en .162, bajísimo al igual que su OPS, de .522.

3. Guillermo Heredia, Piratas de Pittsburgh: El nuevo jardinero de los bucaneros mostró una débil ofensiva en todo el Spring Training.

Todo apunta a que Heredia será uno de los outfielders suplentes a disposición del mánager Derek Shelton, pero si es así, no será por su desempeño en los juegos de preparación.

En los ocho compromisos en los que alcanzó a participar antes de que la Major League Baseball detuviera todas las actividades, consumió 19 oportunidades oficiales y disparó tres hits.

Consiguió un biangular, una fletada, un pasaporte y cinco ponches. Dejó su promedio al bate en .158.

4. Vladimir Gutiérrez, Rojos de Cincinnati: Este joven derecho, de 24 años de edad, llegó al Spring Training (nuevamente) con un ligero chance de integrar el cuerpo de lanzadores de su club para el Opening Day, pero su actuación puso en duda cualquier posibilidad.

Gutiérrez vio acción en cuatro encuentros, incluyendo dos aperturas. Totalizó 5.1 episodios, permitió ocho imparables, cinco carreras limpias, dos estacazos de vuelta completa.

Registró efectividad de 8.44. Lo más positivo de su accionar fue el control que mostró (1.7 BB/9 y una transferencia en total) y la habilidad de retirar a los contrarios por la vía del tercer strike (13.5 K/9 y ocho abanicados en total).

El talento está, como siempre brindan los cubanos, pero sopesando resultados, hay que ver la decisión de los Rojos.

5. Adrián Morejón, Padres de San Diego: Luego de debutar el año pasado en las Grandes Ligas con apenas 20 primaveras, los frailes le dieron la oportunidad de pelear por un cupo en los Entrenamientos Primaverales.

Pero Morejón fracasó rotundamente y fue el lanzador entre los cubanos más apaleado durante esta etapa, distinción muy delicada a estas alturas, tras ser considerado uno de los mejores prospectos del la organización de los Padres e incluso todas las Grandes Ligas.

Morejón perdió dos de sus tres juegos y recibió ocho hits y 10 anotaciones merecidas en únicamente 2.1 innings. Concedió dos vuelacercas, cinco bases por bolas y ponchó a tres contrarios. Su desempeño incluyó dos wild pitches y una efectividad abultada de 38.57.

Licencia de Creative Commons
Este obra cuyo autor es https://swingcompleto.com/ está bajo una licencia de Reconocimiento 4.0 Internacional de Creative Commons.

 

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*