Por Yasel Porto

Tal pareciera que las imágenes forman parte del recibimiento de alguno de los equipos campeones de la Serie Nacional de Cuba.

Mirando aquellas donde se ve el famoso parque «Vidal» de la ciudad villaclareña de Santa Clara pareciera que son fotos en retrospectiva del último título alcanzado por los Leopardos Azucareros (2012-13) o su clasificación por última vez a una final en la Isla dentro del máximo nivel beisbolero.

Te puede interesar: Molestia y dolor en niños, padres y entrenadores por polémica decisión del INDER

Mas se trata de lo acontecido en las principales calles de la capital del territorio central de los niños que se proclamaron campeones de las Pequeñas Ligas, los «leoparditos», vencedores en el duelo decisivo de este certamen de la escuadra de Bayamo.

Por cierto, que los peloteritos de esta provincia tuvieron que ganar dos de sus enfrentamientos cruciales como visitantes, primero en La Habana y finalmente contra los campeones provinciales de Granma.

En el estadio Manuel Alarcón de la ciudad bayamesa fue donde se definió esta segunda versión de la justa clasificatoria al Mundialito de Williamsport, Pennsylvania. Los marcadores más disputados no pudieron ser, con un 4×3 en el choque inicial y un segundo partido que llegó al out 27 con score de 10×9.

El triunfo de Villa Clara no es nada sorprendente si tenemos en cuenta que este territorio ha sido históricamente uno de los que mejores resultados ha tenido dentro de las categorías menores.

Te puede interesar: Estrellas cubanas RESPONDIERON a ATAQUE desde página en la isla

Además del rendimiento colectivo que les ha deparado múltiples títulos en cada nivel han sido mútiples los aportes en lo individual a las selecciones nacionales, gracias a la combinación del talento natural con el buen trabajo que realizan muchos entrenadores en la base.

El próximo paso de los pequeños Leopardos será en el venidero mes de julio cuando intervengan en el torneo regional de Punta Cana, Dominicana. En el mismo se definirá el representante del área para el habitual evento mundial en territorio estadounidense, en agosto. Hace poco más de dos años Cuba estuvo a un paso de ganar el bolero de su zona y asistir por primera ocasión a esta competición sumamente competitiva y tradicional.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba