Cuando nació la leyenda: Jonrón de Yoenis Céspedes en Tokio

Por Robiel Vega/ @robielcuba87

Este 29 de marzo se cumplieron 10 años de que Yoenis Céspedes, uno de los peloteros cubanos más poderosos de los que han pasado por las Grandes Ligas, se estrenara como jonronero en el mejor béisbol del mundo, y como toda leyenda, lo que hizo también tuvo su toque especial.

Resulta que, curiosamente, los A’s, equipo en el que militaba el granmense, y los Marineros de Seattle, encabezados por otra leyenda, pero japonesa, Ichiro Suzuki jugarían sus dos primeros partidos en tierras niponas, algo que, hasta ese momento, sólo había ocurrido en otras tres ocasiones: Mets de Nueva York y los Cachorros de Chicago en 2000; los Yankees de Nueva York y Tampa Bay en 2004; y Boston y los propios A’s, en 2008.

La Potencia comenzó la temporada a toda máquina, en el mismo Opening Day, el 28 de marzo, conectó su primer indiscutible en Grandes Ligas indiscutible, un doblete de línea al jardín central en la séptima entrada, en un choque que culminó en 11 episodios, con victoria para los Marineros 3×1, para el delirio de la afición asiática, que veía con alegría como el equipo de su ídolo se llevaba la victoria.

Te puede interesar: POR AHÍ NO: Soler SE LUCIÓ a la defensa con atrapada de lujo

Pero la jornada siguiente no sería igual, un Bartolo Colón inmenso en ocho entradas dejó en dos indiscutibles a sus rivales y un poderoso Yoenis Céspedes, definía las acciones con un kilométrico bambinazo entre left y center, el primero de los 165 que conectaría en sus ocho temporadas y las dos primeras carreras impulsadas, cifra que elevaría hasta 528.

Céspedes empalmó un lanzamiento al centro del home plate al relevista de Seattle, Shawn Kelley, para dar a Oakland una ventaja de 2×1 en la parte baja de la séptima entrada. Josh Reddick siguió con un bambinazo en solitario ante George Sherrill, lo que puso a los Atléticos dos carreras arriba en la pizarra. Esta ventaja ya nunca la perderían y el choque culminó con pizarra de 4×1.

Como curiosidad adicional, Yoenis, que venía de firmar un contrato de 36 millones de dólares por cuatro años, hizo valer, desde el mismo comienzo cada dólar invertido en él, pues eslabonó, en el resto de la serie contra los Marineros, aunque ya en Estados Unidos, dos partidos más conectando cuadrangular. En total, en sus primeros cuatro desafíos, bateó de 13-4, todos extrabases, un doble y tres jonrones, pero sobre todo, remolcó siete carreras para su equipo.

Te puede interesar: A PASO DE CONGA: Un Chapman PERFECTO hizo lucir mal a Javi Báez y se llevó la victoria

En aquella primera temporada, terminaría con línea ofensiva de (.292/.356/.505/.861) (AVE/OBP/SLG/OPS), disparó 23 jonrones, empujó 82 carreras y estuvo a cuatro bases robadas de convertirse en novato 20-20, hazaña que hasta ese momento ningún cubano había conseguido y que sólo en el 2021 lograría el pinareño Randy Arozarena.

Sin más, disfruten del batazo del cubano y recuerden que pueden disfrutar de todos los videos de peloteros cubanos siguiendo este enlace.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba