“Papi” Ortiz compartió con big leaguer cubano campeón de Serie Mundial

 Por Yasel Porto

Después de cinco años de retirado del béisbol activo el estelar expelotero dominicano David Ortiz volvió a ser noticia tras darse a conocer que el carismático miembro de Mellizos de Minnesota y Medias Rojas de Boston fue elegido para integrarse al Salón de la Fama de Cooperstown, Estados Unidos, en la clase de 2022.

“Big Papi” ha recibido millones de comentarios en su favor, dirigidos a él o publicados en las redes sociales, luego de su acceso al exclusivo recinto el cual tendrá lugar en julio de este 2022 dentro de la habitual ceremonia de inducción en el propio pueblo neoyorquino.

Te puede interesar: MEMORABLE: La visita de Ulacia y Lazo al estadio de los Marlins

El colosal jonronero quisqueyano se ha pasado días celebrando con amigos, conocidos y colegas del mundillo del béisbol. En uno de esos múltiples momentos con figuras del deporte de las bolas y los strikes trascendió el reciente encuentro con uno de las figuras del béisbol cubano dignas de resaltar en lo que va de siglo.

Se trata del exlanzador Michael Tejera, quien en el año 2003 no solo estuvo en el equipo de los Marlins que se coronaron campeones absolutos aquella temporada, sino que estuvo en aquella Serie Mundial contra los Yanquis de Nueva York en la que se celebraba el centenario de estas competiciones.

Pero además de esta cuestión que involucró a un pitcher zurdo que trabajó bastante bien el tiempo que recibió las oportunidades con los Peces, está el ser hoy por hoy uno de los pocos cubanos que trabajan en Ligas Menores como entrenador de pitcheo.

Tejera dejó el equipo Cuba en el Mundial Juvenil de 1994 junto con el también lanzador habanero Hansel Izquierdo. Ambos llegaron a Grandes Ligas con el equipo de Florida aunque fue Michael quien tuvo mayor éxito.

Te puede interesar: «No se vayan por el camino que no es. Todo está bien», ACLARÓ Puig en directa por Instagram (+VIDEO)

Su trayectoria en la MLB la desplegó entre 1999 y 2005 y su mejor campaña fue la de 2002 cuando dejó balance de 8-8. En sus dos últimas temporadas vistió el uniforme de los Rangers de Texas.

Sus conocimientos aprehendidos y perfeccionados sobre la técnica y la preparación del pitcheo, más otros factores esenciales, lo llevaron a relacionarse tempranamente con el béisbol profesional norteamericano como entrenador. Fue en 2011 cuando los Nacionales de Washington se hicieron de sus servicios para trabajar en las categorías menores. Por supuesto que su dominio del inglés también permitió abrirle más puertas que otros lanzadores de la Isla que con resultados en el «Big Show» no han tenido mucho chance más allá de contextos muy territoriales.

De hecho, cuando asistí a mi primer juego de Ligas Menores en Harrisburg, capital de Pennsylvania, Tejera era parte del cuerpo de dirección de la filial AA de los Nacionales que allí tenían su casa. Actualmente el natural del municipio capitalino de Playa labora como coordinador general del pitcheo de todas las sucursales de los Nats.

La experiencia con Ortiz se produjo en la misma República Dominicana donde por estos días se encuentra Michael en medio de su compromiso de trabajo, y la misma como es lógica la calificó de maravillosa. No solo por la trascendencia deportiva de “Big Papi” sino por ese carácter positivo que le ha ganado una popularidad descomunal.

Te puede interesar: Cruzó frontera y ya está en Estados Unidos pelotero que iba a jugar la 61 Serie

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba