Dodgers 2021: Casi $260 MILLONES que fueron INSUFICIENTES

October 24, 2021
Para los Dodgers de los Ángeles la temporada 2021 de la MLB (Grandes Ligas) es historia

Por Jesús Alaín Fernández

Para los Dodgers de los Ángeles la temporada 2021 de la MLB (Grandes Ligas) es historia. La franquicia californiana está de regreso a casa con las maletas vacías y los sueños rotos.

Es que una nómina de 256.9 millones de dólares no podía tener otra alternativa que no fuera la obtención del anillo de Serie Mundial. Un equipo que a inicios de temporada reunía en el clubhouse a tres ganadores de Premios Cy Young, tres ganadores del MVP y algunos novatos del año y que luego sumó otro Cy Young y al líder de bateo reinante de la Liga Nacional no podía tener otro objetivo.

Salario por partido de los Dodgers de los Ángeles

Recordemos que los Dodgers de los Ángeles para el 2021 superaron los 237 millones de dólares en salarios pagados. En este valor se incluye todo el gasto en que se inscurre en el año en curso teniendo en cuenta bonos y diferidos anteriores.

No obstante el valor empleado para el cálculo de la tasa de lujo usa el promedio anual para los contratos multianuales, lo que pone este valor en 256.9 millones. A eso súmele el impuesto pagado en la temporada 2021 que pasa de los 17 millones, escalable de mantenerse en las condiciones actuales, por superar la tasa de lujo.

Estamos hablando de un equipo que gastó en el 2021 unos 245 millones en salario de jugadores activos y de ellos 42.6 millones en la lista de lesionados.

Bill Plunket es el escritor dedicado a los Dodgers en Orange County Register, Los Ángeles

«Al final, el equipo con una nómina de $ 260 millones no tuvo suficiente. Después de 106 victorias y una edición épica de postemporada de su rivalidad con los Giants, el #Dodgers simplemente se quedó sin gasolina. «Odio admitir eso», dijo Dave Roberts.»

Si vemos bien adentro en la temporada regular lograron 106 victorias, que iguala el récord de la franquicia. Todo esto con una impresionante cantidad de jugadores que no estuvieron disponibles. Piezas claves como Clayton Kershaw, Corey Knebel, Dustin May, Edwin Rios, Corey Seager, Jimmy Nelson, Scott Alexander, Tony Gonsolin, Garret Clevinger y Cody Bellingers estuvieron fuera por mas de 70 días. Tampoco pudieron contar con Tommy Kehnle y Caleb Ferguson desde el mismo inicio.

En ese primer tramo quizás la profundidad no en nombres importantes sino en jugadores que hicieron el relevo (Bickford y Vesia por citar a algunos) salvaron la temporada. Pero aun si hubiera terminado en 162 juegos la tarea no estaba hecha pues terminaron segundos en victorias detrás de unos Gigantes de San Francisco que merecen una página completa.

La postemporada es borrón y nueva cuenta. Y pasaron tres cosas. Los Dodgers no se prepararon adecuadamente para ella, no manejaron bien sus escasos recursos relacionados con el box y tampoco los encargados de fabricar anotaciones cumplieron su función.

En julio el brazo izquierdo de Clayton habló y lo hizo fuerte y claro. La alarma roja debió traer a un lanzador abridor que aunque no fuera de la élite si pudiera dar aperturas de calidad dando chance al equipo a aspirar a la victoria. La apuesta allí, para quien ha mostrado administrar bien su dinero, fue mezquina. Dos veteranos (Danny Duffy  y Cole Hammels), uno lesionado y el otro fuera de juego llegaron y en menos de un mes, cuando ya no había solución, fueron descartados para vestir el uniforme azul.

Llegaron a la postemporada con tres abridores y se dieron el lujo de hacerlos relevar partidos para luego, violando el descanso necesario, pedirles una apertura de calidad. Y para colmo de males, las aperturas de calidad no eran suficientes porque lo hombres encargados de remolcar anotaciones no lograban poner los puntos sobre las ies. Batearon de 10-2 en la última derrota con corredores en posición anotadora, mientras que en las tres primeras lo hicieron de 20-3 (dos veces Chris Taylor y una A. J. Pollock).

Otros hombres como Justin Turner (a la postre lesionado) y Trea Turner no estuvieron al nivel esperado durante el mes de octubre.

Es demasiado salario para ver a los rivales jugar béisbol y a Eddie Rosario robarse el show. En positivo que tuvieron asientos de lujo para disfrutar en primera plana de como los Bravos de Atlantas llegaban a la Serie Munidal por primera vez desde el 1999.

Según Rafael Rojas, escritor de ESPN, la situación es compleja porque las apuestas a resultado no fueron ganadoras

En el período de agencia libre los Dodgers tendrán que hacer ajustes. Algunos jugadores seguirán y otros encontraran nuevos equipos. Pero si algún objetivo tiene que ser importante es que para el 2022 el resultado deportivo coincida con la expectativa y el dinero invertido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba