Por Robiel Vega/ @robielcuba87

El juego entre los conjuntos de los Yankees de New York y los Chicago White Sox se jugó a altas revoluciones por minuto y a una temperatura candente y no precisamente por que el choque se efectuara en horas de la tarde.

En la baja de la quinta entrada el desafío estaba sumamente reñido. Luego de que los locales tomaran el mando con cinco carreras en la segunda entrada, los Medias Blancas reaccionaron y con bambinazo de Pito Abreu se metieron en el partido y descontaron tres, aunque los Yankees ripostaron con otra en la baja de ese tercer episodio.

El umpire, al ver que la situación se salió de control, intentó separarlos y esto provocó que varios miembros de ambos equipos se sumaran a la trifulca, unos a defender y otros a intentar calmar. Entre ellos, el propio Stanton, Aaron Judge, Tim Anderson y el también cubano José Dariel Abreu.

Por suerte el altercado no pasó a mayores y se pudo controlar sin necesidad de expulsar a nadie, aunque evidentemente Donaldson se fue de concentración pues luego de pasada la tormenta, se tomó un ponche recetado por López.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba