Por Marcos Conde

Cuando se disputaba la parte alta de la tercera entrada el Conde protagonizó una tremenda joya de fildeo mientras cubría la pradera central. Ante fuerte línea del torpedero de los Phillies, Didi Gregorious, que amenazaba con picar el Conde sacó a relucir su velocidad y sus dotes defensivas lanzándose hacia delante y atrapando la bola. Esta increíble jugada se ganó el aplauso de todos los asistentes al estadio.

Guillermo Heredia no ha tenido mucha regularidad en cuanto a juego en la actual temporadas, pero con acciones como esta demuestra que es un recambio valioso otra los Braves y que está listo para aportar en cuanto el equipo lo necesite. En el presente año el matancero ha visto acción en 47 desafíos, en los que compila nueve hits, seis extrabases, dos dobles, un triple, tres jonrones, nueve anotadas, seis empujadas y pobre línea ofensiva de .138/.211/.338.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba