Por Marcos Conde

Cuando se disputaba la parte baja de la tercera entrada los patiblancos iba 3-0 abajo en el marcador, pero Pito Abreu se encargó de empujar la primera carrera de los suyos y meterlos de lleno en el encuentro.

El remolque del inicialista cienfueguero llegó cuando vino a consumir turno ofensivo ante el abridor rival Eduardo Rodríguez con dos outs en la pizarra y corredores en primera y segunda base. Abreu aprovechó su buen estado de forma y conectó cohete impulsor por la banda contraria, trayendo para la goma al hombre que corría en la intermedia.

De esta manera los White Sox inauguraron el marcador en el choque y descontaron la ventaja gracias al oportuno inatrapable del slugger de Mal Tiempo, que además alcanzó la cifra de 73 empujadas en la actual campaña y se acerca cada vez más a las 100, como ha acostumbrado a firmar en la mayoría de sus temporadas anteriores.

El hit de Pito fue su número 176 del año y lo reafirmó como tercero mejor de todas las Grandes Ligas en ese departamento, y primero, solo con uno de ventaja sobre Bo Bichette de los Toronto Blue Jays, de la Liga Americana.

Ahora mismo José Abreu exhibe línea ofensiva de .308/.381/.449 con 176 hits, 51 extrabases, 36 dobles, 15 jonrones, 84 anotadas, 73 empujadas, 60 boletos recibidos y .830 de OPS.

Un dato que resalta y llama la atención es que nunca en su carrera Abreu ha tenido una temporada de más carreras anotadas que empujadas, cosa que va siendo diferente en el presente año pues ha pisado el plato 11 veces más de las que ha remolcado a compañeros.

Esto tiene que ver con que no ha sido la mejor de sus temporadas desde que está en la MLB, pero aún así sin dudas el cubano sigue siendo uno de los pilares fundamentales de los White Sox en sus aspiraciones de jugar en postemporada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba