Néstor Cortés Jr. NO CREYÓ en campeones, Adolis SE FUE Y DECIDIÓ, Pagés DUPLICÓ. Resumen Spring Training

Aliet Arzola Lima

Néstor Cortés Jr. tuvo otra salida de calidad con los New York Yankees en el Spring Training, luego de completar par de entradas en blanco este sábado contra los Atlanta Braves, que perdieron 10×0 en un partido recortado a cinco innings y medio.

El zurdo dominó sin contratiempos a los vigentes campeones de las Grandes Ligas y en par de actuaciones como relevista durante estos entrenamientos de primavera no ha permitido carreras. En esta ocasión, enfrentó a siete bateadores, le pegaron un hit (doble de Orlando Arcia) y retiró por la vía de los strikes a William Contreras, Manny Piña y Ryan Goins.

Cortés también dominó al estelar Matt Olson con un corredor en posición anotadora para sellar las acciones en el sexto capítulo. Ahora el zurdo ha trabajado en cuatro episodios durante la actual pretemporada, con cinco ponches, ningún boleto y solo un imparable en su cuenta. Los contrarios le batean .077, su efectividad se mantiene inmaculada y su WHIP es de 0.25.

Por cierto, los Yankees recibieron una muy buena noticia este sábado con la apertura de Luis Severino, quien liquidó cuatro episodios a ritmo de tres ponches, ningún boleto y solo un imparable ante la poderosa artillería de los Braves, que alineó a varios titulares como Olson, Adam Duvall, Austin Riley o Eddie Rosario.

Otro que vio acción en este choque fue Guillermo Heredia, quien abrió de séptimo madero y jardinero central, pero no pudo marcar la tarjeta. El matancero falló en dos roletazos a tercera y el campo corto, respectivamente, por lo que vio descender sus promedios de primavera a .294/.333/.353, con solo un extrabase y una anotada en su récord.

Quien sí parece habarse sacudido del dominio rival es Adolis García, autor de tres imparables en sus últimos cinco turnos, incluido un doble y un jonrón de dos carreras. El patrullero de los Rangers, que batea .269/.406/.462 en el presente Spring Training,  no creyó este sábado en el Cy Young del 2020, Shane Bieber (Cleveland), a quien le pescó un lanzamiento y se lo mandó a las profundidades del jardín central.

En racha también siguió Andy Ibáñez, antesalista de Texas, quien lleva tres partidos seguidos pegando de hit. Este sábado, conectó sencillo y recibió un boleto para mejorar su línea ofensiva a .320/.400/.480, con par de dobles, un triple, dos remolques y tres anotadas.

También carburó desde el rectángulo ofensivo el joven Andy Pagés, quien pegó par de imparables y remolcó una carrera en la derrota 10×2 de los Dodgers ante sus sempiternos rivales de división: los San Francisco Giants. El prospecto cubano impulsó la primera anotación del partido en el segundo capítulo con cohete al derecho que trajo desde segunda a Edwin Ríos, embasado por boleto.

Te puede interesar: INAUGURÓ el marcador: Imparable cubano al derecho, Dodgers arriba

En esa misma entrada y con dos outs, también negoció un pasaporte gratis el antillano Miguel Antonio Vargas, quien dejó llegar a Pagés a consumir su turno. La fórmula de la otra carrera de los Dodgers fue bastante parecida, porque Vargas recibió pelotazo, Pagés pegó doble al izquierdo y Gavin Lux impulsó con un elevado de sacrificio.

Luego de entrar en circulación dos veces, Vargas mejoró su promedio de embasado a .600 durante el Spring Training. En este lapso, además, solo se ha tomado un ponche, ha pegado cuatro hits (doble y jonrón incluidos) y tiene tres remolques y dos anotadas en siete partidos de actuación.

Te puede interesar: Miguel Vargas ANOTÓ ventaja para Dodgers vs Giants

Pagés, por su parte, consiguió sus primeros imparables de los entrenamientos, luego de fallar en diez turnos consecutivos. Ahora el cubano tiene dos cohetes en 12 viajes oficiales al plato, con promedios de .167/.231/.250.

Otra dupla cubana que saltó a los diamantes en esta jornada sabatina fue la de los Rays, compuesta por Randy Arozarena y Yandy Díaz, quienes no pudieron brillar demasiado en la derrota 8×2 frente a Minnesota. El pinareño conectó un doble en tres turnos antes de ser sustuido en el séptimo capítulo, mientras el villaclareño falló en par de ocasiones y dejó a dos corredores en circulación.

Arozarena ha pegado hits en seis de los ocho partidos que ha disputado en la presente pretemporada, y lleva tres pleitos seguidos rayando la tarjeta. De manera general, batea .455/.500/.545, con diez imparables, dos dobles, cuatro remolques y tres anotadas. Yandy, por su parte, ha tenido un inicio más lento, con solo seis hits en 26 viajes al plato y OPS de .641m muy distante de sus números habituales en esta instancia (OPS de .952 en nueve Spring Trainings).

Te puede interesar: Quiso correr MÁS QUE LA PELOTA: Randy Arozarena out en el plato, por 5 pasos

En el partido de los Blue Jays contra los Phillies, finalizado con empate a dos carreras en cinco entradas por culpa de la lluvia, el antillano Lourdes Gurriel Jr. se fue en blanco en dos turnos, primero con rolling a la antesala y después en línea al izquierdo, directa al guante de Kyle Schwarber. Ahora el menor de los hermano Gurriel promedia .450/.542/.700 en el Spring Training, con nueve imparables, seis anotadas, cinco remolques, tres extrabases y un jonrón.

En tanto, Yasmani Grandal se fue en blanco en dos turnos durante la derrota de los Chicago White Sox contra Arizona. El máscara antillano falló en elevados al derecho y al central antes de dejar su puesto en la quinta entrada a Seby Zavala, por lo que ahora tiene una pobre línea ofensiva de .143/.182/.286 en la actual pretemporada.

Por último, el joven prospecto Yoelqui Céspedes alineó como noveno madero y designado de la franquicia del sur de Chicago, pero no pudo hacer mucho. El granmense, que debe comenzar la temporada en las Menores, se tomó tres ponches y consiguió un hit por el infield gracias a su velocidad en los senderos.

Céspedes ha dejado destellos de su calidad en los entrenamientos primaverales. La mitad de los seis hits que ha logrado han sido extrabases (dos vuelarcercas y un doble), suma cuatro remolques, tres anotadas, una base robada y alto slugging de .591, por lo que no sería descabellado verlo en ascenso hasta Grandes Ligas en algún punto de la temporada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba