PURO PODER: Revilla entró en la historia del beisbol cubano a golpe de batazos

Por Aliet Arzola Lima

Los Indios del Guaso son, probablemente, uno de los equipos que menos atención mediática ha recibido en el béisbol cubano desde que entraron a las Series Nacionales hace más de 40 años. Quizás por eso, cuando hablamos de los conjuntos que más jugadores tienen con tres jonrones en un mismo partido, no pensamos de entrada en el plantel oriental, lo cual es un error de enormes magnitudes.

Te puede interesar: LA BOTÓ 3 veces Revilla, Granma DEJÓ AL CAMPO a Villa Clara, Mayabeque FRENÓ a Santiago. Resumen Serie 61

Resulta que Guantánamo es el cuarto conjunto de la historia con más jugadores que han pegado tres vuelacercas en un mismo encuentro, luego de que Pedro Pablo Revilla despachara este domingo tres pelotas más allá de los límites en el primer duelo de la doble cartelera que los Indios afrontaron frente a los Cocodrilos de Matanzas.

En el parque Nguyen Van Troi, el cuarto madero oriental destruyó al pitcheo yumurino, que no pudo ponerle out en cuatro viajes al plato. En su primer turno, Revilla pegó un largo jonrón solitario de fly por el izquierdo ante los envíos de Noelvis Entenza, quien recibió fuerte castigo de seis imparables y cinco carreras en 2,1 entradas de labor.

En la siguiente comparecencia de Revilla, con un corredor a bordo y un out, el derecho de los Cocodrilos tampoco pudo con el poder del guantanamero, quien pegó un nuevo batazo más allá de las cercas del bosque izquierdo y se reafirmó como uno de los jugadores revelación del campeonato.

Pero la fiesta del slugger no terminó ahí. En la siguiente entrada, frente al relevista Camilo Deulofeu, Revilla repitió la dosis con otro batazo de vuelta completa que se perdió por el jardín derecho, de nuevo con un compañero en circulación. Para ese momento, los Indios ya ganaban por paliza a los matanceros, con cinco remolques de su mejor hombre en la temporada.

Revilla tuvo un turno más en el encuentro –pactado a siete innings por ser parte de un doble programa–, pero el relevista Denis Quesada no quiso nada con él y le dio boleto, poco después de embasar a Robert Luis Delgado por pelotazo.  

Te puede interesar: BARRIDAS HISTÓRICAS: Industriales es el PAPÁ de Santiago en los últimos 30 años

Tras este despliegue, Revilla es el nuevo líder jonronero del campeonato con 17, ligeramente por delante del avileño Alfredo Fádraga (16) y el santiaguero Yoelkis Guibert (14). Además, se convirtió en el décimo pelotero de los Indios del Guaso con tres o más vuelacercas en un partido, solo superados por Matanzas (12), Santiago de Cuba (11) e Industriales (11).

En total, ya son 150 veces en las que un jugador ha conectado tres o más jonrones en las Series Nacionales, Selectivas, Copas Revolución  y Superligas. El líder de todos los tiempos en este particular es Orestes Kindelán, quien lo hizo siete veces (seis con aluminio y una con madera).

La cuenta de los guantanameros la abrió Enrique Preval hace hace casi 30 años, el 14 de enero de 1993, cuando le desapareció tres pelotas al pitcheo de Santiago de Cuba en el parque América Libre, de Contramaestre.

Preval solo había conectado 17 jonrones de por vida y tres en la 32 Serie Nacional, pero tuvo una tarde espectacular frente a los indómitos, a quienes castigó desde temprano. En el mismo episodio de apertura, justo después de un cuadrangular de Agustín Leacaille, el quinto madero y jardinero izquierdo de los Indios también jonroneó por todo el bosque central ante el abridor santiaguero, Ismael Duharte.

En el quinto inning, ya contra el relevista Wilson Hawthorne, Preval volvió a la carga y conectó bambinazo solitario por el jardín derecho que dejó la pizarra 8×0. Por si fuera poco, en el séptimo repitió la dosis frente a Jorge Tissert, pero con dos corredores en circulación, poniendo marcador de nocao (12×0). Después de estos tres cuadrangulares, Preval no consiguió ningún otro batazo de vuelta completa en los clásicos domésticos.

Te puede interesar: ÚLTIMA HORA: Anunció posible RETIRO estelar pelotero de Las Tunas

A continuación, les mostramos un recuento de todos los partidos de tres jonrones protagonizados por jugadores guantanameros en la historia.

Leonel Bueno (35 Serie/29 de noviembre de 1995 vs. Camagüey)

Estos tres vuelacercas llegaron frente al derecho Teófilo Pérez en el parque del Central Costa Rica, en el municipio de El Salvador. Bueno estaba literalmente encendido en ese momento, al punto de que conectó siete jonrones en un lapso de nueve días, del 20 al 29 de noviembre.

Evelio Labañino (35 Serie/3 de febrero de 1996 vs. Granma)

En el estadio Francisco Salcedo de Media Luna, un joven Ciro Silvino Licea fue víctima de los dos primeros cuadrangulares de Labañino, quien terminó la tarde la mejor manera posible, con un grand slam en la novena entrada frente al relevista Miguel Águila. Lo curioso del asunto es que el guantanamero también pegó jonrón al siguiente, contra Salatiel Fonseca. Tan encendido estaba Labañino que en esos dos partidos le remolcó 11 carreras a los granmenses.

Ariel Benavides (38 Serie/24 de diciembre de 1998 vs. Granma)

El estadio Municipal de Niceto Pérez, en Guantánamo, fue el escenario de los tres bambinazos en un mismo partido de Benavides, tercer jonronero histórico en el territorio más oriental del país. Los tiradores granmenses Misael López, Manuel Vega y Orestes Martínez permitieron los cuadrangulares de Benavides, quien esa temporada mandó 17 pelotas más allá de los límites.

Te puede interesar: «Exigiremos se modifiquen las reglas», RESPONDIÓ Asociación de Peloteros Cubanos a Fraccari y WBSC

Joel Martínez (40 Serie/31 de marzo del 2001 vs. Holguín)

De nuevo en el estadio Municipal de Niceto Pérez, y de nuevo un guantanamero desaparecía tres pelotas en un mismo partido. Un hombre que solo tenía 20 bambinazos en siete Series Nacionales, aquella tarde se vistió de slugger frente a los lanzadores holguineros Juan Carlos Batista, Dimitri Camareno y Yoanis Dubois. Ese año, Martínez ese año dio 12 batazos de vuelta completa y terminó su carrera con 47.

Yoennis Southeran (43 Serie/29 de febrero del 2004 vs. La Habana)

Southeran comenzó la temporada con un partido de dos jonrones contra Matanzas, pero en febrero escaló a otro nivel luego de botarle tres pelotas al zurdo habanero Yulieski González, quien esa campaña solo permitió ocho vuelacercas ante los más de 500 bateadores que enfrentó.

Kenen Bailly (48 Serie/23 de febrero del 2008 vs. Metropolitanos)

El zurdo despuntó como una de las principales promesas del béisbol cubano después de la temporada 2007-2008, en la que culminó con OPS de 1.111, 42 extrabases, 14 jonrones y 60 empujadas en 79 partidos. Al año siguiente se mantuvo como un bateador consistente y a finales del curso le pegó tres bambinazos en un choque a los matanceros Yoanner Negrín (dos) y Yousef Aguilar. Esa campaña, además, ya le había dado dos cuadrangulares en un partido al mismísimo Pedro Luis Lazo. Bailly salió de Cuba en el 2010 y llegó a firmar con el Toronto Blue Jays, pero no pasó de Ligas Menores.

Robert Luis Delgado (48 Serie/23 de abril del 2009 vs. Metropolitanos)

Delgado solo dio cinco jonrones en la 48 Serie y todos fueron en una semana. Del 23 al 29 de abril, fue muy complicado enfrentarse al guardabosques guantanamero, quien pegó 14 imparables (siete extrabases) y remolcó 16 carreras en ese lapso de seis partidos. Frente a Metropolitanos, le botó la pelota a Yohandri Portal y a Roberto Rodríguez (dos veces), y consiguió en total diez impulsadas más cuatro anotadas.

Andrés de la Cruz (55 Serie/26 de octubre del 2015 vs. Santiago de Cuba)

Hace seis años y medio que ningún guantanamero daba tres jonrones en un mismo partido, hasta el despliegue de Pedro Pablo Revilla este domingo. El caso anterior lo protagonizó Andrés de la Cruz, quien remolcó siete carreras y pegó tres batazos de vuelta completa contra los santiagueros Ulfrido García (dos veces) y Yubisley Portales.

3 comentarios en “PURO PODER: Revilla entró en la historia del beisbol cubano a golpe de batazos”

  1. Yarleni Castellanos La Cruz

    Muchas gracias por la información, en nuestra provincia de Guantánamo tenemos muchos talentos que por el fatalismo geográfico no se les tiene en cuenta, en estos momentos tenemos un gran equipo de pelota, atletas muy buenos que se entregan en cada juego, desgraciadamente las cosas no siempre salen como se esperan, hay que trabajar bastante con ellos, pero principalmente sería un logro muy importante que las máximas autoridades de la provincia, los atendieran y les dieran importancia porque la realidad es que en Guantánamo el béisbol es solo un deporte más, no el pasatiempo nacional, y es una verdadera pena que el suplir las necesidades de nuestros atletas no sea de interés para nadie, la verdad, una verdadera pena, ojalá y un día no muy lejano cambien las cosas para bien en el aspecto de la atención al hombre, los atletas lo necesitan y se lo merecen. Buenas noches.

  2. Muchas gracias por los datos. Muy importante. Despejó unas cuantas dudas. Incluso me hizo quedar bien durante la transmisión, pues yo conocía de algunos que mencioné y unos aficionados y hasta peloteros afirmaron que no era cierto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba