Por Migue Guerra

Ser deportista implica esfuerzos inimaginables, muchas de estas situaciones mantienen a la persona en constante riesgo por caídas, golpes o algún tipo de impacto. Especialmente en el béisbol, somos testigos como a diario los peloteros sufren lesiones que lastiman seriamente su anatomía.

Además del claro sufrimiento que implica una lesión, también salen a la luz otros factores como: afectaciones en el contrato, daños psicológicos, frustraciones, etcétera. 

Por estos motivos cuando un jugador sufre algún daño dentro del terreno de pelota, en la mayoría de los casos muestran enojo ante la situación ocurrida, en particular cuando se recibe un pelotazo.

Es evidente que a nadie le gusta recibir un impacto que cause dolor en el cuerpo, pero cuando tu trabajo depende de tu condición física, es una situación muy frustrante.

En la parte baja de la séptima entrada luego de un out, el cubano consumió turno por los Rays y encontró a su paisano Yandy Díaz en la tercera base y a Manuel Margot en la segunda base. Ante una clara oportunidad de anotación Randy empuñó el madero con la concentración que llevaba el momento.

Sin embargo, el lanzador contrario no pudo controlar el envío de una sinker a 94.5 millas por hora, que impactó en el brazo izquierdo de Randy Arozarena, cercano al codo. 

Por fortuna, en el lugar del impacto Randy llevaba puesto el protector que con frecuencia usa en esa zona del brazo, dicho protector es conocido en muchos lugares como codera extendida, ya que protege el codo y gran parte de la parte posterior del brazo.

Podemos observar en el video que este golpe no agradó para nada al jardinero cubano, porque mostró una cara de pocos amigos en clara señal de su incomodidad por el impacto recibido. 

A continuación, compartimos el video del pelotazo:

Para fortuna de todos sus fanáticos este mal momento no pasó a mayores. Esperamos que la estrella cubana siga rindiendo al bate esta temporada y demostrando que es una pieza fundamental en la alineación de los Tampa Bay Rays.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio