Por Yasel Porto

Entre los nombres que más mencionan los fanáticos para la dirección de Industriales en la próxima Serie Nacional, la cual no comenzará hasta el 2023, Lázaro de la Torre es uno de los principales. El legendario exlanzador de 64 años posee varios elementos a su favor que lo convierten en favorito de un gran número de personas.

Y casi desde sus primeros pasos como director en estos niveles, Lázaro mostró sus serias intenciones de llegar al máximo nivel de la pelota cubana. Pero nunca le han dando el chance, ya sea con Industriales y antes con los extintos Metropolitanos.

Desde hace mucho y hasta la actualidad su respuesta a la pregunta de tomar las riendas de los Leones en la Serie Nacional no ha cambiado. Siempre ha sido afirmativa, pero con el paso del tiempo ha ido perdiendo las esperanzas por el mismo argumento.

Para el hombre que lanzó hasta los 47 años de edad su forma de dirección bien apegada a la disciplina y a la férrea exigencia dentro del terreno de juego, conjuntamente con su frontalidad a la hora de tratar los problemas con todos. Y en eso se incluyen sus superiores, un factor que según él mismo lo han marginado de recibir la oportunidad.

«Yo sigo estando dispuesto a dirigir a mi equipo Industriales, pero son los jefes de la provincia los que no quieren por mi forma de dirigir, porque según ellos yo soy muy disciplinado. Yo simplemente digo las cosas de frente, y conmigo todo el mundo tiene los mismos derechos y deberes. Por eso he tenido, tengo y tendré siempre los problemas por mi manera de ser».

Así me ha insistido una y otra vez De la Torre, quien como de costumbre se encuentra trabajando en el terreno del «DESA» frente a la Plaza José Martí, embuido en la terminación de una novedosa jaula de bateo.

Con respecto a la posibilidad de ser parte de un equipo de dirección en el rol de entrenador de pitcheo desestimó la idea por el hecho de que los managers de La Habana tienen un método que difiere mucho al de él y eso chocaría completamente con su filosofía del juego.

«No estoy de acuerdo con las cosas que se le he permiten a unos y a otros no, y entonces si voy de coach voy a tener problemas. Por lo tanto es mejor quedarme fuera y así seguimos tan amigos como siempre. Si no es de manager no creo que pueda estar en otra función por lo que acabo de explicar. De ser normal todo como si voy de cargabates pero desgraciadamente no ha sido ni será así», finalizó.

Aunque provincias como Camagüey ya tomaron una decisión sobre su futuro alrededor del cuerpo de dirección con Miguel Borroto a la cabeza, la capital cubana todavía no se ha proyectado.

Algunos jugadores y especialistas están convencidos que si bien no fue Guillermo Carmona el mayor culpable de la nueva derrota de los Leones (las cinco veces que dirigió al equipo lo clasificó a playoff), los directivos del INDER en La Habana tienen más intenciones de sustituirlo que de mantenerlo. El tema está en el candidato ideal a criterio de ellos para tomar el control de los azules.

Sin embargo, muchas de esas personas relacionadas directamente con Industriales con las que he conversado, coinciden en el criterio de De la Torre que las probabilidades de ser elegido son limitadas. Para los «jefes» su proyección dentro y fuera del terreno es algo más problemático que beneficioso.

De hecho su experiencia más importante allende la Serie Provincial fue el equipo al torneo nacional sub23 que tuvo un desenlace amargo entre el entrenador y los directivos del deporte.

Aunque muchos han comparado a Lázaro con Víctor Mesa por ciertas similitudes en sus estilos de conducción, y lo que contribuyen al jugador en temas meramente personales, el primero siempre ha recalcado que hay grandes diferencias y que él no se parece a nadie.

Ciertamente no creo que De la Torre resuelva una serie de problemas de peso que tiene hoy Industriales y la pelota capitalina en general, pero un gran número de personas coinciden que es el momento de darle la oportunidad y probar si su filosofía de dirección contribuye a un mejor papel del equipo con más títulos en Series Nacionales.

21 comentarios en “«Quiero dirigir Industriales y muchos lo piden, pero yo caigo mal a los jefes por mi disciplina»”

  1. Por favor no simpatizo con industriales pero los directivos de la capital saben que de la Torres de embes de resolver un problema lo que va a crear tres problemas en primera por que allá sido lanzador no crean que puede ser un buen Dr si recuerdan el sub 23 q el dirigió fue un desastre llego a decir que el no creé en los licenciados cuando el béisbol de hoy es todo ciencia

    1. La dirección del sub 23 no puede ser un medidor para De la Torre. Ese torneo no se hizo para ganar solamente. Sino para desarrollar peloteros. En las provinciales aquí en la capital saco al equipo de Plaza de la Revolución del sótano y lo llevó a lugares cimeros. Si fuera tan malo ni hubiera logrado esos resultados. Hasta que no se le de la oportunidad al hombre en nuestra Serie Nacional de mayores no puedes saber lo que puede dar como director y no sólo en un año. Debería de ser en un período de 3 a 4 años para poderlo evaluar. Hay que confiar en el hombre. De todos modos muchos otros antes que el llevaron años intentándolo y tampoco llegaron a lo más alto del podio.

  2. Decir que carmona dirigió mal sería una gran injusticia. Primeramente logró clasificar al equipo. Pero los aficionados capitalinos entre los que me incluyo porque soy INDUSTRIALISTA. Sabíamos que ese equipo tenía muchas lagunas y no era favorito para discutir el campeonato. Claro que se iban a fajar porque lógicamente no iban a regalar nada. Ningún juego del play off incluyendo el primero fue abierto ni mucho menos. Todos fueron cerrados pero evidentemente Granma llegó en mejor momento que Industriales a ese play off. Industriales no tiene un picheo profundo y los juegos se le fueron en las postrimerias. Pero tampoco batearon. Señores los que juegan son los peloteros. Siempre recuerden eso.
    Ahora. Soy de los muchos que están completamente de acuerdo en que Lazaro de la Torre dirija Industriales. Pero la tarea es titanica. Tiene que imponer su disciplina férrea y las autoridades del deporte en la capital tienen que apoyarlo. Y pienso que los resultados que todos queremos que es la corona # 13 no se va a lograr ni en su primer año ni en su segundo porque no se puede hacer más con menos. Lo primero es que lo mantengan en la dirección por un periodo de 3 o 4 años. Y lo apoyen las autoridades y dejen el cambia cambia que lo único que hace es perjudicar la pelota de la Capital. Hay que darle tiempo. Esto no es un problema de sí me caes bien o me caes mal. Déjen al manager que haga su trabajo y el pelotero que no esté de acuerdo con la disciplina en general que no juegue pelota. Sea quien sea. Ya vendrá otro. Lo primero tiene que ser la disciplina y lo demás llegará poco a poco. Pero si las autoridades no apoyan no se verán los resultados pongan a quien pongan y ellos también tendrán bastante responsabilidad en los malos resultados del equipo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba