Por Jesús Alaín Fernández/@JesusLCA2017

Terminó el 2021 y es hora de hacer inventarios de cuanto ocurrió. Fue un año en que la versión 2.0 del Covid no fue particularmente dura con el béisbol pues regresaron las Ligas Menores, el público a los terrenos, las ligas que cuelgan alrededor de la MLB (la Arizona Fall League, por ejemplo) y por supuesto, la fiesta del invierno en el Caribe.

Hemos podido disfrutar de la Liga Arco Mexicana del Pacífico, la Liga Venezonala, la Liga Roberto Clemente y por supuesto, la que muchos consideran más espectacular e interesante, sobre todo por la cantidad de nombres del presente, pasado y futuro de la Gran Carpa que reúne.

Desde el legendario Albert Pujols, el jugador de los Bravos de Atlanta Marcell Ozuna, hasta los prospectos Edwin Uceta y José Siri, LIDOM (Liga Dominicana) se convirtió en un espectáculo a tiempo completo.

Para los nuestros, sin dudas, un lugar donde jugar a un nivel alto y seguir escribiendo páginas de orgullo, algunos, mientras que otros perfilan su paso a cumplir metas encumbradas.

En primer lugar, un hecho marcó esta temporada invernal en la tierra del merengue y fue la llegada de Yoen Socarras. El espirituano se conviritió en el primer jugador representado por la Comisión Nacional de Béisbol en llegar a jugar en la liga. Aunque su paso fue bien discreto (3 salidas, 2 aperturas, 0-2 con efectividad de 7.94 y solo 5.2 EL) marcó un hito que bien pudiera convertirse en tendencia en años venideros.

Entre los veteranos el contingente es liderado por Raúl Valdés (Toros y Gigantes) y Yunesky Maya (Águilas). El habanero mostrando que con 44 años todavía tiene mucho que dar a alto nivel de juego con 9 aperturas, 2-3 de balance y efectividad de 2.85 y Whip de 127. Para sumar a su temporada archivó el haber sido la primera selección general del draft de refuerzo para el Round Robin, por parte de los Gigantes del Escogido.

El pinareño (40 años) es uno de los dos lanzadores del equipo Cuba al Clásico 2006 (El otro es Jonder Martinez)  que aun permaneces activo. Con las Águilas Cibaeñas el lanzador derecho tuvo 10 aperturas (3-4, 2.06 de ERA y 1.03 de Whip, además de 36 K y 13 BB) para reafirmarse como pieza importante del equipo en el camino a contender por el título de la liga.  

La otra pareja de veteranos, Jorge Martínez (Toros) y Yoanner Negrín (Águilas) no corrieron la misma suerte que Maya y Valdés pero si una muy parecida entre ellos. El matancero Martínez lanzó en cinco ocasiones (2 aperturas, 1-1, 6.35 de ERA y 1.32 de Whip en 11.2 entradas) antes de marcharse a Venezuela (Navegantes de Magallanes) buscando un cambio de aires. Negrín (3 aperturas, 0-2, 14.73 de ERA en 7.1 entradas) hizo parecido y recaló en la Liga Mexicana Arco del Pacífico con los Yaquis de Ciudad Obregón (en el invierno 18-19 incursionó con la Tribu y logró 4-0 con 2.25 de efectividad)

Henry Urrutia y Yasiel Puig van en un segundo grupo. A ambos ahora mismo los une un vínculo importante. Se hacen representar por Leona Sports y Lisette Carnet. ¿Será el destino de Henry el mismo que logró Yasiel?

Por lo pronto, en LIDOM los dos se mostraron como las caras opuestas de la moneda. Yasiel con línea ofensiva de .171/.255/.524, 1 jonrón y 2 empujadas en 11 partidos mientras que Henry, llegado a mitad de temporada luego de un inicio con deudasy dudas en la Liga Arco Mexicana del Pacífico, ha sido parte del catalizador ofensivo de los Gigantes mas gigantes de los últimos tiempos y que buscan con ansias su segundo título (equipo que menos ha ganado la liga) luego del alcanzado en el 2014-2015.

En la temporada regular el hijo de Ermidelio Urrutia y sobrino de Osmany Urrutia tuvo una línea ofensiva de .340/.426/1.011 con tres jonrones y 14 empujadas. Ya en la etapa seminifinal Henry lidera a los bateadores con promedio de .545y un OPS de 1.947. ¿Qué tiene que ser un error? Pues no, ese es el OPS del cubano en cuatro partidos (11-6, 3 jonrones y 6 empujadas) y  al iniciarse el 2022 lideraba la temporada con seis batazos de vuelta completa en el circuito profesional dominicano.

En la retaguardia de la lista dos nombres de lujo. El primero es José Barrero , anterioremente Jose García, quien llegó bien tarde en un esfuerzo de los Leones del Escogido para alcanzar la postemporada. El infielder que fue seleccinado mejor jugador de las Menores en la organización de los Rojos de Cincinati solo tuvo ocho turnos al bate sin hits. Barrero fue una de las historias impresionantes de la temporada pues se cambió su apellido en honor a la madre fallecida en marzo por temas relacionados con la Covid-19.

El otro, Darien Nuñez. El zurdo tunero, incluido en la lista de 40 de los Dodgers de los Ángeles y que debutara en la temporda 2021 en las Grandes Ligas, lanzó en seis partidos (0-1, 6.00 de ERA, 1.33 Whip) con las Estrellas Orientales. En números frios podría parecer una mala actuación pero si lo vemos por dentro la perpectiva cambia. Darien lanzó en seis partidos logrando dominar a sus rivales completamente en cuatro de ellos y solo en dos permitió anotaciones.

Para ser justos incluimos en la lista a Peter O´Brien. El jugador es natural de Miami pero de raícez cubanas, por lo que lo contamos como uno de los nuestros. Con los Toros no tuvo su mejor temporada (.192/.302/.635 producto de 99-19 y dos jonrones) pero aun así fue seleccionado como refuerzo por los Tigres del Licey y tiene la oportunidad de mejorar sus números y recuperar el protagonismo de antaño cuando fue MVP de la Serie del Caribe.

La temporada aun no termina. Raúl, Maya, Urrutia, y Peter siguen escribiendo páginas que nos llenan de orgullo cubano. La Liga está en su etapa semifinal y queda un tramo por andar. Desde acá estaremos contando.

Para la cobertura completa, el resumen del resto de las jornadas aquí.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba