ESPECTACULAR: Japón DEJÓ AL CAMPO a México en semifinal del Clásico Mundial

Durante el primer tercio de juego el marcador se mantuvo intacto. Con Röki Sasaki y Patrick Sandoval sin permitir libertades durante las tres primeras entradas.

Pero el duelo se rompería en la alta de la cuarta entrada. Como apuntamos en Swing Completo. “Iniciaría Rowdy Tellez pegando sencillo con rodado suave al jardinero izquierdo Masataka Yoshida y Isaac Paredes pega sencillo con elevadito a tercera base justo detrás de Munetaka Murakami.

Luis Urias batearía jonrón con batazo entre los jardines izquierdo y central cuando el lanzador nipón le dejara un cutter en conteo de 0-1 a 90 mph. La pelota salió con un ángulo de inclinación de 26 grados y 103 mph de velocidad para aterrizar a 403 pies de la caja de bateo. Con este jonrón México se iría arriba de Japón con marcador de 3×0.

El Show de Randy Arozarena en la quinta entrada salvó a México

Japón tuvo el empate a la altura de la quinta entrada pero Randy Arozarena se interpuso dos veces en el camino. Kasuma Okamoto; abriendo la entrada, mandó un largo batazo por la banda izquierda. La bola parecía más allá de la cerca; Randy Arozarena la siguió todo el tiempo; por un segundo parecía que desistiría de atraparla. Pero como un cazador experimentado esperó el momento justo para dar un salto histórico que sacó la pelota del otro lado de la barda y evitó la primera de los nipones.

El inning transcurrió y el abridor Patrick Sandoval fue sustituido tras recibir un sencillo y regalar un boleto. José Urquidy, su sustituto, dominó sin dificultad a Shugo Maki en rolling a primera. Pero se complicó ante Lars Nootbaar y le dio boleto. Con las bases llenas, en un momento crítico del choque; Kensuke Kondoh conectó otro largo batazo a lo profundo de la izquierda. Randy, en otra gran carrera hacia atrás, atrapó la pelota casi chocando contra los colchones.

México y Japón se batieron en un toma y dame en las postrimerías

Japón despertó en el llamado “Lucky Seven”. Luego de dos outs en la pizarra, Kondoh bateó sencillo que provocó la salida de Urquidy. Ohtani recibió boleto del relevista JoJo Romero y el cuarto bate Masataka Yoshida desapareció la pelota bien pegado a la varilla del jardín derecho.

A pesar del empate, México respondió de inmediato. Par de dobles consecutivos de Randy Arozarena y Alex Verdugo le dieron nuevamente ventaja a los mexicanos. Pero tras la salida de Yoshinobu Yamamoto, el relevista Atsuki Yuasa permitió hit de oro de Isaac Paredes que remolcó desde tercera a Jarren Durán que corría por Verdugo. En la jugada hubo un mal corring de Joey Meneses que fue puesto out en la goma al lanzarse al suicidio tratando de anotar.

Los nipones volvieron a la carga y descontaron una cuando se combinaron un sencillo, un pelotazo, un sacrificio de toque y uno de fly. El supersónico Gerardo Reyes se complicó con boleto a Lars Nootbaar pero retiró por la vía de los strikes a Kensuke Kondoh quien se quedó mirando como le cantaban el tercero.

Japón lo dejó todo para el noveno

Taisei Ota entró a trabajar la novena por Japón. Retiró con facilidad a los dos primeros bateadores. Luego le dio pelotazo a Thomas, pero terminó ponchando a Barnes. México trajo a su cerrador Giovanny Gallegos quien fue recibido por Shohei Ohtani con sendo doblete entre rigth y center.

Gallegos siguió con las complicaciones y le dio boleto al cuarto bate Masataka Yoshida. Munetaka Murakami ante la mirada incrédula de todos los mexicanos en el estadio conectó una línea de aire contra la cerca y limpió las bases para dejar tendidos en el terreno a los mexicanos que dieron un gran espectáculo en este Clásico Mundial.

De esta manera quedó la escena lista para la final esperada por todos. Japón y Estados Unidos se medirán en la final de este Clásico Mundial.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Scroll al inicio